Patricio Frez cuenta los detalles del violento asalto que sufrió anoche

"Que mi hija haya visto a su papá en el suelo, te da impotencia", dijo el locutor en "Buenos días a todos", donde recordó el atraco en que un delincuente se llevó su automóvil.

26 de Mayo de 2009 | 09:59 | El Mercurio Online

En medio de la congoja, Frez se permitió bromear con Camiroaga y el equipo del matinal: ''La Policía dice que se roban autos como el tuyo, como el de Mauricio Bustamante, no los chicos de menos de cinco palos''.

Harold Castillo, El Mercurio

SANTIAGO.- La palabra que más se repite en el vocabulario de Patricio Frez, horas después de ser asaltado en la puerta de su casa, es "impotencia". Recordando las imágenes de la noche anterior, el locutor en off acude cada tanto a ese término para graficar cómo se siente tras ser víctima de agresiones y del robo de su automóvil.

"Anoche, cuando quedamos solos, te baja toda la impotencia. Ver a la niña (su hija de siete años) llorar, que haya visto a su papá en el suelo, te da impotencia... Es la agresividad del delincuente", reflexionaba esta mañana Frez en un contacto con "Buenos días a todos", el programa de TVN en el que lleva 17 años participando como voz en off, pero al que hoy no pudo asistir.

El locutor recordó el asalto del que fue víctima, y que tuvo lugar cerca de las 21:30 horas de anoche, en las afueras de su casa en Las Condes. "Me bajé con menos precaución que antes (...) No recuerdo si lo dejé (el automóvil) andando o con la llave, cosa que nunca hago", dijo.

La ocasión fue aprovechada por un delincuente que percibió el descuido de Frez, y que mientras éste abría el portón lo golpeó con la suficiente fuerza como para derribarlo. El locutor se levantó e intentó forcejear, pero lo resbaladizas que la lluvia había dejado las baldosas, lo llevó al suelo otra vez.

"La primera reacción es la del valiente, 'yo voy a arreglar esto, voy a agarrarlo', y la verdad es que no pude hacer nada, me resbalé en la baldosa", recuerda.

Sin embargo, Frez alcanzó a ver al sujeto, y asegura que su descripción permitió a la Policía confeccionar un retrato hablado de increíble similitud con el rostro del asaltante.

Horas más tarde, el locutor no pudo ocultar las fuertes emociones que le provoca la escena. Incluso reveló que se quebró con un amigo que pertenece a su misma comunidad evangélica que él, mientras era trasladado a un consultorio. "Es que de varias cosas que me han pasado de un tiempo a esta parte, ésta fue la guinda de la torta", dijo.

"Pensé en mi hija, que a veces viene atrás durmiendo, y se la pudieron haber llevado (...) Para el ladrón no hay atajo", reflexionó.

Frez —que lleva tres meses viviendo en su actual vivienda— desmintió las informaciones que señalaban que anoche había aparecido su automóvil, un Hyundai Elantra verde de 2004, y que no estaba asegurado. El locutor agregó que, además del automóvil, le robaron su blackberry. "Vas a tener que cambiar tu número, Felipe", le dijo a Camiroaga.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores