Tréboles

02 de Junio de 2009 | 02:29 |


Rockera en las estrofas, suave en el coro. Así se oye la primera de estas canciones y esos son los bordes del primer disco del grupo rockero chileno Tréboles. Empezaron a tocar en vivo en 2004 un sonido crudo hecho de rock y vetas de funk, pero Tréboles, su primer disco, es la prueba de su evolución hacia una selección de canciones producidas y del todo apropiadas para estar en las radios.

A primera oída este sonido de hecho va a ser reconocible por cualquiera que se haya pasado oyendo en las radios de rock de los '90 a gente como Jane's Addiction, Red Hot Chili Peppers o hasta Lenny Kravitz. Apenas el disco arranca con "Ven a mí" dan ganas de dar el primer salto antes de "Suck my kiss", y la partida de "Las cartas" invita a unos segundos de air guitar al son de "Are you gonna go my way". Pero, con inicios como esos, Tréboles da forma a un disco propio, con revestimiento de rock para un melodías siempre pop sobre ritmos ágiles y timbres coloridos, entre la variedad de teclados, las guitarras con wah wah y distorsión moderada y la voz aguda del cantante Juan Esteban Vergara, que entre sus letras desliza versos en inglés como "You are so strange", "No one can love like I do" y algo que cuesta un poco más entender pero igual funciona al comienzo de "Backtune".

Tréboles es más rockero en la propia "Backtune", en "La única" y sobre todo en el compás elástico de la canción "Soy animal", que es un punto alto y buen ejemplo de la producción del disco: ahí el guitarrista se triplica a sus anchas entre la melodía base o riff, los acordes y un solo de guitarra final, un juego que en vivo debe resolver de un modo más crudo. Pero el grupo tiene además la convicción para probar en otras direcciones. Ponen a sonar un sutil ritmo programado al inicio de "Las cartas", el sonido de "Quieres bailar" parece más postpunk que rockero, y la base dance electrónica en "Like I do" está al borde de la música disco, cruzada entera por teclados en lo más sorprendente del álbum. Por mucho menos que eso los fans acérrimos de la banda grunge Soundgarden encontraron gay el nuevo disco de Chris Cornell. Tréboles no tiene esa clase de prejuicios.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores