Un disparo al centro

13 de Julio de 2009 | 09:21 |

Ya era creativo el efecto con que el quinteto chileno Cómo Asesinar a Felipes llamó la atención generalizada en su primer disco hace un año, sobre la base de un encuentro logrado con talento entre rimas y sonidos de hip-hop e arreglos instrumentales de jazz. Ahora hacen algo mejor: consiguen una nueva marca. En Un disparo en el centro (2009), su segundo disco después de Cómo Asesinar a Felipes (2008), no desmontan esa idea previa. La superan.

Si antes el equipo era un rapero más un DJ más un cuarteto de jazz, ahora la alineación es con un rapero más un DJ más un cuarteto de jazz más una orquesta. Y es toda una orquesta con violines, violas, violoncello, contrabajo; trombón, trompeta, tuba, corno francés; clarinete, fagot y oboe. Cómo Asesinar a Felipes acudieron a quince músicos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chile, y sobre los arreglos del pianista del quinteto, Marco Meza, esa opción amplifica todavía más una de las mayores ventajas de este grupo, sus timbres. Ya eran buenos timbres los de un grupo de jazz con scratches, y ahora encima tienen a una orquesta completa y con la flexibilidad que da el que sus integrantes tengan entre 17 a 22 años para aproximarse a la música popular.

Un vinilo raspado sobre el tocadico, un platillo y de pronto doce segundos, no más, de bronces, maderas y cuerdas, son la primera advertencia de ese sonido en el disco, antes de la entrada de una base de batería y contrabajo. En la propia canción "Un disparo al centro" reaparece una base más cercana a la escuela del rap, sobre un compás irregular, pero con arreglos orquestados y una voz de cantante lírica sampleada. Por lo demás Un disparo en el centro tiene siete pistas, pero el mismo orden interno del disco da vuelta ese esquema y multiplica la cantidad de composiciones; mientras algunas son miniaturas, otras como "La puerta se abre sola" tienen tres partes y al final son apenas veintiún minutos y unos cuantos segundos de música en total. Pero el cronómetro no tiene nada que ver con esto. Cómo Asesinar a Felipes sigue multiplicando la música en todos los sentidos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores