Iglesia polaca desiste de participar en misa contra concierto de Madonna

Grupo católico llamó a rezar de forma conjunta en una plaza de Varsovia, en un episodio más de la polémica que en el país levantó la cantante, tras agendar un concierto en el día de la Asunción de la Virgen.

14 de Julio de 2009 | 09:14 | EFE

VARSOVIA.- El concierto que Madonna tiene fijado en Varsovia para el próximo 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, sigue generando polémica en sectores religiosos polacos.

El movimiento organizado en contra de la presentación de la diva pretende ahora celebrar un encuentro para rezar públicamente en defensa de la Virgen y evitar el show. Sin embargo, de esta especie de misa de protesta ha decidido desmarcarse la curia polaca.

El Comité en Defensa de la Fe y la Tradición Nacional "Pro Polonia", la organización católica que lidera esta "cruzada" contra el espectáculo de Madonna, quiere que todos los fieles que se oponen a la presencia de la cantante se concentren en una céntrica plaza de la capital polaca para orar en favor de los valores tradicionales, según asegura hoy el diario varsoviano "Gazeta Stoleczna".

La curia polaca no comparte la idea de una misa de protesta, aunque el líder de "Pro Polonia", Marian Brudzynski, ha enviado cartas en las que solicita a los sacerdotes de Varsovia su apoyo en esta lucha para impedir que la "diva del pop" actúe el próximo 15 de agosto.

La razón para esta oposición es que ese día se celebra la festividad de la Asunción de la Virgen, una jornada festiva en el mundo católico, donde se recuerda que la Virgen fue llevada al Cielo después de terminar sus días en la Tierra.

Además, la fecha coincide con celebraciones militares y patrióticas polacas, lo que hace que algunos colectivos hayan pedido que la cantante, autoproclamada "embajadora del judaísmo", elija otra fecha para su concierto y evite así herir sensibilidades en un país donde la religión católica tiene mucho peso en la sociedad.

Para los grupos católicos más radicales, la decisión de elegir el 15 de agosto es una "provocación" por parte de la cantante y un "escándalo", ya que consideran a sus conciertos como "anticristianos".

Lo cierto es que la fecha fijada por la norteamericana irrita a algunos polacos, pero entusiasma a otros, como lo demuestran las 20.000 entradas para el polémico concierto que se vendieron en sólo una hora hace algunos meses, cuando se pusieron en venta.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores