Kirchner también fue derrotado en la final de "Gran Cuñado"

La popular parodia de la televisión argentina fue ganada por el rival político del ex presidente argentino, Francisco de Narváez.

14 de Julio de 2009 | 12:55 | EFE

Ni en la ficción Kirchner pudo celebrar.

La Segunda

BUENOS AIRES.- El ex presidente argentino Néstor Kirchner volvió a ser derrotado por el opositor Francisco de Narváez, aunque esta vez el escenario de contienda no fueron los comicios legislativos sino el popular programa de TV "Gran Cuñado."


La parodia política de "Gran Hermano," una de las emisiones televisivas más vistas del país, finalizó esta madrugada con la elección del ganador, un triunfo con el que se alzó el humorista que imita a De Narváez, quien recibió el 54,1 por ciento de votos de la audiencia.


En segundo lugar quedó el imitador de Kirchner, quien obtuvo el 45,9 por ciento de los sufragios en la última entrega de la parodia emitida en el programa humorístico "Showmatch."


Así, se repitió lo ocurrido en las elecciones legislativas del 28 de junio último, cuando De Narváez venció a Kirchner, esposo y antecesor de la mandataria argentina, Cristina Fernández, en la elección de diputados por la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país.


La parodia logró captar la atención de funcionarios y candidatos que durante la campaña electoral se pasearon por los estudios del Canal 13 local para protagonizar distintos números de baile y canto junto a sus imitadores.


Los analistas coinciden en que "Gran Hermano" favoreció la difusión de la figura del opositor De Nárvaez, un acaudalado empresario colombiano nacionalizado argentino, aliado al alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, cuyo imitador obtuvo el tercer lugar en el programa, con el 25,2 por ciento de los votos.


De Narváez y Macri son los principales referentes de Unión-Pro, una alianza de peronistas disidentes, como el empresario, con la conservadora Pro.


Incluso, el conductor del programa, Marcelo Tinelli, se comunicó con Macri, quien prometió llevar a su imitador a comer un asado si perdía.


En cuarto lugar, con el 18,4 por ciento de los votos, quedó el humorista que simula ser el vicepresidente argentino, Julio Cobos, enfrentado a Fernández desde el duro conflicto del campo con el Gobierno, que sigue latente luego de la oleada de huelgas del año pasado contra la presión y las regulaciones del Fisco.


"Esto fue lo que me dejó el campo," señaló el imitador de Cobos al llegar al programa montado en un tractor.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores