Lisandro Aristimuño, el imperdible argentino que esta noche actúa en Santiago

Mientras Charly García muestra su nuevo rostro en la Arena Movistar, en el cine Normandie su joven compatriota se unirá a la dupla Moska-Stern, para mostrar la fórmula intimista que le ha valido numerosos elogios en su país.

02 de Octubre de 2009 | 12:02 | Sebastián Cerda, El Mercurio Online

Cuatro discos y cinco años tardó Lisandro Aristimuño en cruzar la cordillera para mostrar sus canciones. Parte del precio que ha estado dispuesto a pagar por la autogestión.

El Mercurio

SANTIAGO.- La de esta noche en el Cine Normandie (ver recuadro Multimedia) será la cuarta ocasión en que el chileno Nano Stern y el brasileño Paulinho Moska compartan un escenario local, tras una primera vez que se remonta a 2007, previa al concierto de Chico César.

Desde entonces las cumbres entre ambos se transformaron casi en una tradición, pero hoy habrá un cambio, un nuevo rostro: El argentino Lisandro Aristimuño, que a punto de cumplir 31 años ya cuenta con cuatro discos firmados con su nombre, todos recibidos con elogios por la prensa especializada trasandina.

Ya su debut en 2004, Azules turquesas, fue ubicado entre los 50 discos del año por la revista "Rolling Stone" de Argentina, que junto a "Inrockuptibles" lo ubicaron también como artista revelación.

Con una fórmula deudora del folk y un marcado intimismo, Aristimuño igualmente gusta de elaborar sus canciones en el estudio, donde incluso se permite adornarlas con sutiles arreglos electrónicos si lo cree necesario, sin perder su resaltada delicadeza.

"Mis discos no son acústicos", aclara. "Ahora tocaré solo, con mi guitarra, pero espero venir pronto con mi banda y con el show que hago en Argentina. Mis discos tienen muchos arreglos, pero siempre la intimidad es en lo que me baso. Las canciones salen de la habitación, pero una vez que las grabo me gusta arreglarlas, producirlas", dice.

De todos modos, se siente hermanado con la generación de cantautores chilenos que tomaron su guitarra y difundieron sus canciones. De hecho, una presentación junto a dos de ellos, Nano Stern y Javier Barría, le permitió concretar su primera visita a Chile, en febrero de este año. Entonces también pudo conocer a Chinoy.

"Hay gente que está creando canciones y es una felicidad. Hace tiempo que está esto del folk y la cosa acústica, grabar canciones en tu habitación y que por suerte esté el MySpace, para que todos los artistas nos hagamos conocer por nuestro trabajo. Están saliendo cosas hermosas. En Argentina también, por suerte, hay muchos artistas que deciden hacer las canciones desde un lugar más despojado", cuenta.

Para esta noche anuncia un show marcado por la comunión entre los tres músicos en escena. "Decidimos tocar más juntos y menos solos. Vamos a acortar los tiempos de cada uno, para darle más tiempo a lo otro", adelanta. Para ello han tenido que luchar contra el tiempo e improvisar ensayos en la habitación del hotel en que se hospedan Aristimuño y Moska.

El resultado, hasta ahora, lo satisface por completo. "Cada uno tiene su forma de ver las cosas, entonces es muy interesante, y es muy lindo compartir. Además admiro mucho su trabajo, tengo los discos de ellos hace tiempo. Es linda la comunión, está lindo juntarse. Todos juntos hacemos más ruido y se arma más lindo el fuego".

Duelo con Charly

"Me quiero matar", dice Aristimuño entre risas, cuando recuerda que a la misma hora de su actuación Charly García se estará presentando en la Arena Movistar. "Le dije en broma a mi productor que hoy tocaba unos temas y me iba", cuenta. Es que la admiración del cantautor por la leyenda del rock argentino es tal que no duda en calificarlo como "la persona que más admiro musicalmente en el mundo".

Por eso, lamenta que el tope de fechas le impida verlo en vivo en Chile, pero al menos tiene un consuelo: En los pasillos del hotel en que se hospeda, tuvo oportunidad de conversar con García por primera vez. "Fue muy fuerte. Le di mi último disco y charlamos un ratito. Me agradeció y me dijo que le encantaba que haya gente nueva que esté haciendo cosas. Dijo que ya le habían hablado de mí incluso, así es que fue una emoción impresionante", relata.

Sobre la recuperación del músico, dice que "lo veo bien, pero a él no se le puede decir nada. Al menos en mi caso, fue el que me hizo ver que se podía hacer música. Gracias a él soy músico".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores