La fiesta inagotable de Pet Shop Boys volvió a encender una noche santiaguina

Con un show austero, pero entrañable, el dúo británico volvió a demostrar que su fórmula de pop sin complejos tiene en Chile una fértil tierra de entusiastas seguidores.

08 de Octubre de 2009 | 00:00 | Sebastián Cerda, El Mercurio Online

A pesar de que los británicos dejaron fuera muchos de sus éxitos, sus fervientes seguidores celebraron su tercer show en el país.

Héctor Flores, El Mercurio

SANTIAGO.- Ya lo habían hecho en dos ocasiones, por lo que no había razones para fallar en la tercera. Pet Shop Boys, los cincuentones más encendidos y desacomplejados del pop actual, aterrizaron nuevamente con su espectáculo en un escenario santiaguino, y el efecto fue el mismo de siempre: Una infalible fiesta, amplia y colorida.

El dúo que integran Neil Tennant y Chris Lowe apareció en escena poco después de las 21 horas con el sonido de "Heart", uno de sus recordados éxitos de fines de los '80. Sin embargo, no sería sólo ése el tenor de la noche, ya que a lo largo de más de 90 minutos de concierto, los británicos alternaron con equilibrio sus viejas canciones con las más recientes de su disco Yes (2009).

Ante unos ocho mil entusiastas asistentes, que de todos modos dejaban claros en las tribunas de la Arena Movistar, Tennant y Lowe desarrollaron su fiesta de forma calculada y sin altibajos.

Y aunque su estándar escénico se aleja de los niveles actuales que exhiben la mayoría de los conciertos internacionales, el dúo igualmente se las arregló para suplir con ingenio la evidente austeridad: Cubos livianos y móviles permitían transformar el escenario cuantas veces se quisiera, y sus caras blancas fueron el receptor perfecto para las imágenes que emanaban "antiguas" proyectoras (nada de pantallas LED).

Cuatro bailarines-coristas, en tanto, contribuyeron a llenar el espacio en escena, con un despliegue múltiple e incansable, y un estilo que se adecuaba al de los propios dueños del circo: Algo caricaturezco, androide y, sobre todo, sin temor al ridículo.

Ése fue el entorno por el que transitaron éxitos y novedades: de "Did you see me coming?" a "Go west", de "Pandemonium" a "Two divided by zero", de "Love etc." a "Always on my mind".

Así hasta el final con uno de sus mayores éxitos, "West end girls", que vio salir entre aplausos a un dúo que se despidió prometiendo volver pronto. En su tercera visita esa promesa suena creíble. Aunque muchos de sus hits quedaran fuera y aunque el volúmen se desajustara, su fiel público los celebró entusiasta. Es que Chile (el mismo país por el que pasearon gozosos durante cuatro días), para Pet Shop Boys, comienza a parecerse cada vez más a una de sus tantas tierras prometidas.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores