La improvisación es la médula

Tras este nombre está funcionando hace exactamente un año un amplio colectivo de veinticinco músicos de Santiago y Valparaíso dirigido por el flautista y saxofonista Marcelo Maira. Hoy actúan en Valparaíso junto a la acordeonista alemana Ute Volker.

19 de Octubre de 2009 | 23:39 |

Marcelo Maira, director de Proyecto Tárabust. "En noviembre tendremos a otra música noruega más con nosotros. Esto recién comienza y no para creo en un buen rato", dice.

Foto: Centex.

Se ha vuelto habitual llamar "proyectos" a grupos musicales que por alguna razón no alcanzan a ser grupos como tales, o aludir a los "proyectos paralelos" de tal o cual cantante al margen de su banda principal. Pero nada de esto corre con Proyecto Tárabust, un colectivo de músicos de Valparaíso y Santiago iniciado en noviembre de 2008 al que sí corresponde esa denominación, porque no es un grupo convencional y porque la suya es música en permanente cambio y experimentación.

El más reciente de esos experimentos va a culminar esta tarde en Valparaíso, con la actuación de Proyecto Tárabust junto a otra de las conexiones internacionales que han cultivado en sus prolíficos meses de vida. Se trata de la acordeonista alemana Ute Volker, que se suma al trabajo con el músico noruego Adrian Myhr en septiembre. Con Volker el colectivo ya actuó en los últimos días en escenarios como el de la Escuela Moderna y el centro cultural Matucana 100 en la capital.

-El último concierto (en Matucana 100) la verdad fue una gran sorpresa -explica el músico Marcelo Maira, director del Proyecto-, en primer lugar por la asistencia de los veinticinco grandes músicos, su apertura, su total entrega al momento sonoro. Y llegaron más de trescientas personas. Si comparamos la afluencia de público con la del concierto que hicimos la semana pasada en Escuela Moderna, ¡donde fueron tres personas! ¡Tres personas y ayer trescientas, que en un momento cantaban, silbaban y gritaban, intervenidas por las señas y por la creación espontánea! Fue un éxito total.

-¿Qué tan irrepetibles son por la misma razón esas sesiones, y qué tan importante es la improvisación en ellas?
-La improvisación en la música es parte inamovible de nuestras vidas, es la médula. Son sesiones sonoras donde no hay límites, donde no hay cuerpo, donde no hay mente, donde no hay ego. Sólo hay música en el preciso momento de que se crea. Sólo hay oído, un trabajo de escucha al máximo.


De La Banda del Momento al Trío Escoba


El trabajo de Proyecto Tárabust se inició en noviembre de 2008 en una primera colaboración con el montaje chileno mexicano Huey Mecatl en Valparaíso. Desde entonces el conjunto se ha abierto en una variedad de formaciones, con nombres como los de La Banda del Momento, Juan Escoba, Trío Tsonora, Catedral del Feedback y el propio Tárabust Ensamble, desplegados sobre todo en un ciclo de actuaciones en junio de este año.

-De ese ciclo recuerdo la lluvia y recuerdo los niños autistas que fueron a dos conciertos, de Catedral del Feedback y Tárabust Ensamble, los más experimentales -dice Maira-. Recuerdos sus gritos y sus manifiestos viscerales, vocales, corporales, que una persona "normal" no haría a menos que se lo pidieras. Interesante concepto de normalidad para debatir en otra ocasión.

-¿En el fondo el Proyecto Tárabust contiene a todos los demás, incluido al Ensamble Tárabust? En ese sentido la idea de "proyecto" es más grande que un grupo?
-Entiendo la duda, y como yo lo veo simplemente Proyecto Tárabust es el colectivo de músicos experimentales e improvisadores de Santiago y Valpo. Este colectivo tiene diferentes ensambles, dúos, tríos, quintetos, y todos juntos crean el Tárabust Ensamble. Es la instancia que me permite gestionar y mover toda la cosa. Es un núcleo potente que tiene varias vertientes y posibilidades, todas unidas por la necesidad más absoluta de la expresión de la libertad del sonido y de su fuerza.

-¿Qué ha resultado de la combinación con músicos extranjeros, y aparte tan distintos, como Adrian Myhr y ahora Ute Volker?
-Es el inicio de una serie de intercambios con improvisadores de fuera de Chile. En noviembre tendremos a otra noruega más con nosotros. Esto recién comienza y no para creo en un buen rato. Me encanta el concepto de residencia de artistas. ¡Y sobre todo el concepto de asociatividad!

El Proyecto Tárabust es además la iniciativa emprendida por Marcelo Maira luego de haber sido parte de MediaBanda, el conjunto liderado por dos fundadores del grupo Fulano, Arlette Jequier y Cristian Crisosto. Maira tocó por última vez con ellos en 2008. "Por cierto que está relacionado y es de hecho un paso previo", dice. "Cómo si no, si es parte de mi pasado. Todo evento que uno hace y crea es parte del ahora. Musicalmente no tienen mucho que ver. Lo que nace en Tárabust viene hace muchos años dando vuelta y en estos buenos tiempos toma forma con mucha fuerza".

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores