Deudas que le dejó una película inspiraron al director de "Estoyendicom"

Osvaldo Oyarce revela que los préstamos que no pudo costear a tiempo de un anterior proyecto, lo llevaron a crear al endeudado personaje de la cinta que hoy busca financiamiento popular.

18 de Abril de 2011 | 16:14 | EFE

Oyarce en la postura de Bartolo: Sin un peso en los bolsillos. El endeudamiento de los chilenos es el motor de la cinta ''Estoyendicom''.

Estoyendicom

SANTIAGO.- El drama del endeudamiento, las relaciones de pareja y la lucha por conseguir los sueños. Ésos serán los ejes argumentales de "Estoyendicom", la película chilena que busca ser la primera en obtener un 100% de financiamiento popular, y que hoy se encuentra en fase de preproducción.

Según su director, Osvaldo Oyarce, el filme que protagonizará Julio González Littin, gira en torno a las peripecias del informático Bartolo, un joven que cae en una seguidilla de infortunios a partir de su inclusión en el temido Dicom.

"La película nace de una experiencia personal. De cuando tuve que pedir un crédito para un proyecto cinematográfico y de otros negocios anteriores también relacionados con el cine que me dejaron en Dicom", confiesa Oyarce.

"De esa experiencia mía de no poder hacer cosas, de estar frenado, de ahí nació el personaje de Bartolo, al que le van sucediendo todas las anécdotas en la película", añade el cineasta de 34 años, quien con este filme estrenará su "ópera prima".

"Estoyendicom" juega con la experiencia del endeudamiento y con la parálisis "existencial" que se deriva de la inclusión en los registros de Dicom. "Hoy en día en Chile, aparecer en Dicom significa que no te den trabajo. No puedes pedir créditos y tienes problemas incluso para pedir un servicio de salud", explicó con claridad el director a la agencia española EFE.

La película, que se rodará la próxima primavera, ya ha dado que hablar por su apuesta de financiamiento popular y por los diferentes eventos programados en pro de esa meta, entre ellos la campaña "Ayuda a Bartolo", que incorporará en los créditos finales del filme a todos los que hagan aportes a partir de $1.000.

Pero también los inversionistas privados pueden apostar por la película, con aportes desde $50.000, lo que les permitirá participar de los retornos que genere la cinta. Además, hay cuentas habilitadas para filántropos culturales que quieran apoyar el proyecto y espacios publicitarios para aquellas empresas que quieran promocionarse con la película. Todo ello sin contar las fiestas y conciertos que dos veces al mes se realizan para recaudar dinero.

El estreno de la cinta podría concretarse en marzo de 2012, a pesar de la posibilidad de que el filme cambie de nombre ante la demanda interpuesta por la empresa Equifax, dueña de la marca Dicom, por el uso del nombre en el dominio en internet de la película.(www.estoyendicom.cl).

Salvando estos obstáculos, el director explicó que su objetivo es entregar un producto que satisfaga a críticos y espectadores, y realizar un filme de calidad que rompa con la renuencia del público chileno a disfrutar del cine hecho en el país.

"Nosotros tenemos que competir con eso, tenemos que lograr tener un producto de calidad, cosa que cuando la gente vea la película la recomiende. Ése es el papel más importante que nosotros le damos a lo que estamos haciendo", precisó Oyarce.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores