Bobby McFerrin canta hoy en Santiago: ''El público va a ser mi banda''

El cantante estadounidense se presenta este lunes 1 de agosto en el Teatro Nescafé de las Artes de la capital.

01 de Agosto de 2011 | 11:10 | Por David Ponce, Emol

McFerrin invita: ''Voy solo, sin reglas, libre para improvisar. Como en una fiesta. Ustedes son mi invitados y vienen a mi casa'', dice el cantante.

AP.

SANTIAGO.- Ya está dicho que hace años sacó del repertorio el mayor éxito de su carrera y en Chile no va a ser la excepción: Bobby McFerrin no canta el hit mundial "Don't worry be happy". Pero no se preocupen, sean felices, dice. "Va a ser como en una fiesta: ustedes son mi invitados y hoy vienen a mi casa", avisa el músico neoyorquino a propósito del concierto que va a dar este lunes 1 de agosto en Santiago.

Tiene buenos argumentos para no reducir su trayectoria a una mera canción exitosa. Tras casi veinte discos grabados entre 1982 y el año pasado, McFerrin es uno de los más versátiles cantantes del mundo, con colaboraciones junto a artistas de jazz, rhythm & blues, pop, música clásica y otros géneros y caracterizado por su capacidad de cantar a capella, es decir sin acompañamiento de instrumentos musicales.

Que es tal cual el plan en que viene a actuar a Chile. "Voy solo, no hay más músicos sobre el escenario", explica por teléfono unos días antes de su arribo, "libre para hacer lo que se me venga a la cabeza, sin reglas. Siempre consigo que el público se involucre y que canten conmigo. El público va a ser mi banda".

-Lo que hace mucho más fácil salir de gira, aparte.
-Sí, muy fácil, exacto. En cuanto el público esta ahí creo firmemente que cualquiera que esté cantando va a estar al lado mío, a coro.

-¿Literalmente? ¿Pasa que se sube gente al escenario en los shows?
-Sí, de hecho invito a gente a cantar arriba conmigo. No hay problema con eso. Es como dije: muy muy libre, muy relajado.

En vivo: Bobby pide más

Abundan en YouTube las evidencias de ese efecto contagioso que Bobby McFerrin propaga entre las audiencias, como cuando es capaz de improvisar y hacer adivinar a las masas cuáles son las cinco notas de la escala pentatónica, por ejemplo.

-Probablemente pruebe con eso (en Santiago), seguro. Lo he hecho en muchas partes y parece funcionar donde quiera que voy.

-¿Con este tipo de ejercicios además puedes testear si los públicos de ciertos lugares son más "musicales" que otros?
-Bueno, la única diferencia entre la mayoría de los públicos es la cultura a la que pertenecen. A veces son un poco reticentes, no están acostumbrados a que los inviten a tocar juntos, sino más habituados a estar sentados, observando y disfrutando el concierto. Yo pido más que eso: les pido que escuchen, pero también que estén comprometidos en el concierto, de una manera más activa. Cuando son más tímidos al comienzo de verdad tengo que trabajar duro para que se abran y se dejen ir, y otras partes apenas hay que darles una señal y ya están abriendo la boca para cantar.

-¿Cuáles son las audiencias más salvajes y tímidas?
-De verdad no me acuerdo… habitualmente los públicos asiáticos son más tímidos. Porque son muy educados, el tipo de modales que hay en Japón, por ejemplo. Pero finalmente lo consiguen. Y los países latinos pueden ser muy abiertos.

De clásico a negro spiritual

El cantante empezó a grabar hace veintinueve años con su álbum debut Bobby McFerrin (1982), y en su carrera discográfica hay hitos como The voice (1984), reconocido como el primer disco de jazz vocal grabado sin instrumento alguno, Hush (1992), a dúo con el violonchelista de ascendencia china Yo-Yo Ma, y el reciente y coral VOCAbuLarieS (2010), donde canta acompañado por cincuenta cantantes de diversos estilos.

Y McFerrin ya tiene en mente cuál será su nuevo álbum. "Nunca he hecho un disco de negro spirituals (música tradcional afroamericana), así que estoy pensando en eso para grabar este año, y publicarlo el año próximo", dice. Otro aval es la serie de diez premios Grammy que ha obtenido por sus trabajos, entre los que se cuenta el disco Simple pleasures (1988), donde grabó el mencionado hit "Don't worry, be happy" y su célebre arreglo en base a voces y silbidos a capella.

-¿Es cierto que dejaste de cantar esa canción porque fue usada en una campaña política?
-Oh, no; dejé de hacerlo porque estaba cansado de cantarla. Ya no la hago.

-¿No cuesta lidiar con las expectativas del público que tal vez quiere escucharla en vivo?
-Bueno, la única vez en que es entretenido cantarla de nuevo es por ejemplo si un niño viene al escenario y me la pide. A un niño no le puedo decir que no. 

Hoy en Santiago: el concierto

Bobby McFerrin se presenta este lunes 1 de agosto a las 21.00 horas en el Teatro Nescafé de las Artes, de calle Manuel Montt 032, casi esquina con Providencia (236 3333), Metro Manuel Montt en la capital. Los boletos están disponibles en localidades de primera fila ($130.000), platinum ($100.000), VIP ($85.000), platea lateral VIP ($75.000), platea baja central ($65.000), platea lateral ($50.000), platea alta central ($37.000) y platea alta lateral ($28.000). 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores