Amaia Montero toma el mando y regresa con el disco "que tenía en la cabeza"

La española se encargó de todo en "Amaia Montero 2", su segundo álbum tras salir de La Oreja de Van Gogh, grupo que hoy sólo está en su pasado y con el que marca notorias diferencias: "Es un tema del que no quiero hablar más", dice.

13 de Diciembre de 2011 | 15:01 | Por Sebastián Cerda, Emol

Desde los tiempos con La Oreja de Van Gogh, la española conserva un grueso contingente de fieles chilenos, con los que espera reunirse en 2012. ''De Chile no puedo tener mejores sensaciones, así es que espero volver cuanto antes'', dice.

EFE


SANTIAGO.- Hacia el año 2008, algo de incertidumbre rodeaba a Amaia Montero, en plena apertura de su etapa como solista. No era para menos: La española venía de escalar al estrellato junto a La Oreja de Van Gogh, grupo que decidió abandonar tras vivir una popularidad de la que el pop ibérico hacía años no era testigo.

"Una frase que puse en mi primer disco dice 'cuando crees que has llegado, comienzas'. La vida son etapas, experiencias. Si tomé esa decisión, era muy conciente de lo que venía. Era volver a empezar desde cero, pero eso quería, tenía la fuerza para volver a pasar por eso, y quería que fuera así", recuerda hoy la cantante.

La apuesta dio resultados: En una semana su homónimo disco debut vendió 40 mil copias, y escaló hasta superar las 300 mil, "cifras altísimas para el mercado hoy", resalta Montero. Sin embargo, aclara que sus desafíos no iban por ese lado ni por igualar lo conseguido junto a La Oreja, sino por "la parte artística. El reto es ése".

Ese principio, cuenta, es lo que hoy mantiene a la hora de publicar su segundo disco, el reciente Amaia Montero 2. Un nombre sencillo y obvio, que explica en una preocupación tan profunda por las canciones, que olvidó madurar un título algo más especial. "Pero lo pensé como un segundo paso en mi carrera", dice, además de refugiarse en las "buenas sensaciones" que el número 2 le da.

El disco fue compuesto y producido por Montero, quien explica que de ese modo logró dar exactamente con "lo que tenía en la cabeza", siempre con dos marcas que abren el camino: "Mi mayor característica siempre ha sido la voz y, en las canciones, hago lo que me nace, no sigo pautas, pero está dentro del pop. Lo demás es libre, por eso las canciones son distintas y hay una evolución".

Y aunque su primer disco funcionó "increíblemente bien, mucho mejor de lo que yo hubiera pensado", con este segundo álbum Amaia Montero vuelve a ponerse por sí misma en la línea de largada. "Siempre hay que demostrar, trabajar mucho. No porque te fue bien, te seguirá yendo bien. Soy de empezar de cero cada vez, y ahora estoy empezando de cero. Es un segundo paso en mi carrera, pero prefiero ser cauta", aclara.

Y si ni siquiera se compara con su propia partida como solista, menos lo hace con su etapa como vocalista de La Oreja de Van Gogh, grupo con el que hoy guarda una distancia en la que prefiere no ahondar, pero que resulta evidente:

"No es desinterés, es la verdad. He sido lo suficientemente clara en mis declaraciones, tanto en el momento de la separación, como actualmente. Es un tema del que no quiero hablar más, La Oreja pertenece a mi pasado, un pasado maravilloso en muchos aspectos, pero pasado. Estoy en otra etapa porque lo quise, lo decidí, por motivos personales que se quedan para mí, y queriendo vivir en el presente".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores