Jorge Olguín al abordaje del "Caleuche": "Aquí no está Campanita, es fantasía más cruda"

Con siete años de espera y varios cambios de marea, el director nacional por fin pudo filmar en Chiloé la película que espera estrenar en el segundo semestre.

05 de Enero de 2012 | 09:01 | Por Felipe Vásquez N., Emol

SANTIAGO.- Cuando parecía que la película inspirada en la figura del "Caleuche" pasaría a ser un mito de la cinematografía nacional, luego de siete años desde que fue anunciado por primera vez, por fin ya se puede decir que el ambicioso proyecto del director nacional Jorge Olguín es una realidad.

El cineasta detrás de "Ángel negro", "Sangre eterna" y "Solos" pasó 38 días con cámara en mano filmando en hermosos escenarios de Chiloé y otras tantas secuencias al interior de un estudio en Santiago, para darle forma a esta película que tuvo que pasar por turbulentas aguas. Hoy ya se apunta a un estreno para el segundo semestre de este año, esperando que el proceso de postproducción, con bastantes efectos de por medio, se complete sin inconvenientes.

"El guión (escrito junto a Carolina García) quedó en la versión 17. Todo el proceso de gestación nos ayudó a ir desarrollando más la historia, a ir madurándola. Siento que no perdimos el tiempo y eso se notó, porque cuando llegamos a filmar, no teníamos que probar en el set si las cosas funcionaban o no. Estaba todo claro y hecho", explica Olguín a Emol.

La cinta narra la historia de una bióloga marina que sufre una grave enfermedad y desea cumplir la promesa que le hizo a su padre antes de morir: visitar la isla de sus antepasados, Chiloé. Y en las mismas tierras chilotas descubre el vínculo que sus cosanguíneos han tenido con el mitológico barco fantasma.

Olguín debió lidiar con un cambio de planes antes del rodaje, ya que durante todos estos años se había contemplado a Leonor Varela como protagonista. Sin embargo, por problemas de agenda, la chilena afincada en Los Angeles debió salir del proyecto. En su lugar llegó la brasileña Giselle Itié, conocida por su papel protagónico en la versión brasileña de "Betty la fea" y el principal rol femenino en "Los indestructibles" de Sylvester Stallone.

"No queríamos una actriz que conociera Chiloé, sino que fuera descubriendo su magia real. Era un aspecto que me interesaba para construir la mística del mismo personaje y también para estructurar la historia", explica Olguín sobre la elección de Itié, quien encabeza un elenco donde también figuran Marcelo Alonso, Eduardo Paxeco, Catalina Saavedra y Juan Pablo Miranda, entre otros.

La película fue exigente para los actores, que debieron trabajar con varios efectos especiales físicos y también con elementos que se añadirán posteriormente de forma digital, pero la idea de Olguín fue siempre que la cinta no se sintiera "fantástica" durante el rodaje.

"Cuando uno hace género fantástico, uno no lo plantea como algo distinto. Los actores tienen que hacer lo mismo en una película fantástica o en un drama autoral. Hay ciertos momentos técnicos a los que tienen que adecuarse, pero eso es más pega mía que de ellos, de cómo llevarlos a una escena fantástica donde sólo había croma. Es parte del juego", explica el director. "Si bien la película tiene un tono bastante dramático a pesar de lo fantástico, está tomado como realista. Aquí no está Campanita volando con alitas, sino que la fantasía está tomada como algo más realista y más cruda", añade el realizador, deslizando el tono que tendrá la cinta cuando llegue a las pantallas. Aún no hay un tráiler (es posible que este mes haya un avance), pero ya existe un making of con algunas imágenes.

"La naturaleza manda"

Toneladas de fierros y un numeroso equipo técnico desembarcaron en Chiloé durante cerca de un mes, pero lejos de encontrar recelo por parte de los habitantes de la isla, quizás en guardia por tratarse de una cinta que se alimenta de uno de sus preciados mitos, encontraron apoyo absoluto.

"Yo creo que el gran aporte de esta película fue la misma isla de Chiloé. Los chilotes nos ayudaron de manera increíble, nos asesoraron pescadores de la zona y mucha gente de la comunidad nos ayudó. Todo Chiloé estaba ahí apoyando el proyecto", afirma Olguín, quien cree que la relación se forjó desde que el 2003 realizó el primer viaje junto a García para investigar antes de la escritura del guión. "No creamos una historia y después fuimos a investigar, fue al revés", subraya.

Filmar en Chiloé requirió disciplina, ya que con todo el equipamiento que debían trasladar, a veces se hacía complejo llegar a ciertos rincones de la isla. "Lo complejo de la película, más que filmar tantos días, era moverse por distintos lados de Chiloé. Además tuvimos que adaptarnos a la naturaleza. Había mareas que subían y bajaban, era incontrolable, por más que nos asesoramos con la marina y los pescadores. Al final la naturaleza es la que manda", comenta Olguín. "Llegamos a lugares que pensamos que difícilmente se podía llegar. Salimos bien parados", agrega, pasando el dato a otras producciones que Chiloé es "un lugar filmable 100%".

Olguín prefiere no dar demasiados detalles de cómo o cuándo se verá el propio Caleuche dentro de la película, pero destaca que pasó por un largo proceso de hacer diseños y encontrar artistas que ya habían hecho propuestas. "El Caleuche es la guinda de la torta. Me interesó que esto partiera como un cuento de hadas propio, chileno, y de ahí fuimos buscando la forma. Los primeros bosquejos fueron míos y después busqué imaginarios, aunque había muy poco. El Caleuche, aparte del diseño y la forma, tiene un concepto sonoro y de cómo se aparece. Es muy interesante, pero eso me lo reservo", dice el realizador.

El elaborado trabajo creativo antes del rodaje quedó en evidencia con el storyboard que se usó para filmar la cinta y que a Olguín le gustaría ver publicado. "Llamamos a Demetrio (Babul), que lleva muchos años haciendo esto y es un gran dibujante. Ese mismo storyboard capaz que lo publiquemos, me pareció que tiene un valor en sí. También hay muchos conceptos que se han hecho que son muy interesantes para exhibirlos, como una obra aparte", revela el director, que aún estudia la forma de poder concretar esta idea.

Las aguas no se aquietan

El plan ahora es terminar el montaje, crear la banda sonora (que al contrario de otras películas de Olguín, no tendrá tantas canciones y se centrará en una partitura escrita por un músico chileno por confirmar) y la postproducción, con la idea de hacer la avant premier en la propia isla de Chiloé. "De ahí para el mundo", dice Olguín, confiado que con el acuerdo con la distribuidora Buena Vista logren tener una buena presencia regional.

El arduo trabajo para sacar "Caleuche: El llamado del mar" adelante, le significó a Olguín "dejar en la banca" otro proyecto en el que estaba trabajando: "Los elementales", que planea filmar en formato 3D durante el 2012, optimista de que llegue a los cines el próximo año. Por el contrario, en el caso de "Caleuche" nunca se le pasó por la mente usar esa tecnología.

"Todas las películas se pueden transformar a 3D ahora, se pueden reciclar, pero yo creo que las películas en 3D deben pensarse en 3D. Si yo me planteo hacer una película en blanco y negro, me la planteo estéticamente así y trabajo en base a eso. Yo no haría la locura de decir: ahora cambio todo a blanco y negro. No sería lo mismo, los grises que tiene que ocupar, la definición de la luz. Lo mismo pasa con el 3D. Esta película estaba planteada siempre en 2D", cuenta Olguín.

Con más de diez años trabajando en el género fantástico, desde el estreno de "Ángel negro", Olguín cree que las cosas han cambiado y no se siente "solitario" dentro del mundo de realizadores nacionales.

"Nunca me he sentido aislado o como un personaje extraño, pero sin duda ha cambiado el escenario, hay mucha gente haciendo cine fantástico. Pablo Illanes ya hizo una película de terror y hay otros proyectos que vienen. Hay chicos que están haciendo sus películas por otras líneas, que se están distribuyendo por otros canales. El cine chileno en los noventa comenzó a renacer y cuando comienza a madurar, uno quiere probar otros tipos de lenguaje. Las nuevas generaciones que vienen con el género en los genes, se expresan de esa forma. Va a existir un futuro muy bueno de cine fantástico chileno y también latinoamericano. Está despertando", dice un optimista Olguín, satisfecho tras por fin haberle quitado el ancla al "Caleuche" para que navegue sin nuevas interrupciones hasta los cines.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores