La fotografía chilena está de duelo: A los 81 años murió Sergio Larraín

Para muchos, se trata simplemente del mejor fotógrafo en la historia de Chile. Dueño de reconocimiento internacional y parte de la prestigiosa agencia Magnum, decidió retirarse de todo y dedicarse a la meditación en la zona de Ovalle, dando paso a un verdadero mito en torno a su figura.

07 de Febrero de 2012 | 14:18 | Por Sebastián Cerda, Emol

Los trabajos de Larraín fueron publicados en revistas tan prestigiosas como ''Paris Match'', ''Life'' y ''Cruzeiro'', entre otras.

Magnum

SANTIAGO.- La fotografía chilena está de luto. A la edad de 81 años falleció en Ovalle Sergio Larraín, considerado el más prestigioso fotógrafo chileno de las últimas décadas, y quien llegó a alcanzar amplio reconocimiento internacional con su trabajo.

Según informa el portal Ovalle Hoy, el deceso de Sergio Larraín Echeñique se produjo a las 09:00 horas de este martes en esa ciudad de la región de Coquimbo, en la que el fotógrafo se radicó tras colgar los lentes y dar un vuelco absoluto a su vida.

Sus restos ya están siendo velados en su domicilio ovallino de calle Socos 232, lugar donde falleció esta mañana. Sus funerales, en tanto, se realizarán el jueves en la localidad de Tulahuén, cumpliendo así con el deseo que Larraín manifestó en vida.

A esa localidad de la comuna de Monte Patria el fotógrafo llegó en los años setenta, cuando decidió dejar la fotografía y dedicar sus días a la meditación y al estudio de la filosofía oriental.

Para entonces, su nombre ya se había alzado en el concierto fotográfico mundial, sobre todo cuando en 1959 logró ingresar a la prestigiosa agencia Magnum, gracias a la recomendación de uno de los principales fotógrafos modernos, el francés Henri Cartier-Bresson. Tras dos años como miembro asociado, en 1961 la agencia lo integró como parte de su staff, con plenos derechos.

Pero su carrera había comenzado mucho antes, cuando a fines de los 40 decide cambiar los estudios de ingeniería forestal en Estados Unidos por los de fotografía, disciplina que aprende en la Universidad de Michigan.

A Chile regresó en 1951, y su primera exposición individual la realizó dos años después en Santiago. Luego, su obra sería motivo de muestras en Berlín, Valencia, Londres, Paris y Chicago, entre otros lugares.

En 1963 publicó su primer libro, "El rectángulo en la mano", que dio inicio a una historia editorial que anotó su principal hito años después de su retiro en el norte, en 1991, con la publicación de "Valparaíso".

El título reunía fotos que para entonces ya habían circulado individualmente, y que Larraín había tomado años atrás. En opinión de muchos, se trata de las mejores imágenes que lente alguno haya captado del Puerto, en una serie que abarca tanto sus paisajes, como sus rincones y rostros más íntimos. Él mismo reconoció en una de esas fotos —que muestra a unas niñas bajando los cerros porteños por las escaleras— a "la primera fotografía mágica".

Sus fotografías forman parte de importantes colecciones públicas y privadas, entre ellas la del MoMA de Nueva York, pero el grueso de su obra es esquivo, incluida su bibliografía: Las ediciones de sus libros también son consideradas hoy como piezas de colección.

Toda esta trama de éxito, misterio y retiro, complementada por historias con tinte de leyenda, y por un reconocimiento en Chile considerado siempre inferior al que su obra mereció, dieron pie a un verdadero mito en torno al fotógrafo.

Parte de él fue recogido en 2009 por el escritor Marcelo Simonetti, en la novela "El fotógrafo de Dios", obra que no fue la primera que inspiró: Décadas antes, Julio Cortázar escribió el cuento "Las babas del diablo" basándose en una historia que Larraín le contó, sobre un "acto de malas costumbres" que plasmó en una fotografía que tomó a la catedral de Notre Dame en Paris, pero que descubrió sólo al revelarla.

El relato fue el que tomó luego el cineasta Michelangelo Antonioni, para rodar en 1966 la célebre cinta "Blow-up".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores