Resolution

La banda norteamericana eleva sus credenciales ya no como una promesa, si no como un nombre totalmente consolidado dentro del mundo del metal. Su nuevo trabajo promete llevarlos a la cúspide del género.

17 de Abril de 2012 | 11:35 |

Desde que se inicia Resolution, queda más que claro que los metaleros Lamb of God se juegan el todo o nada en su nueva producción. Y es que el lento y cadencioso comienzo de "Straight for the sun" es el aviso certero de que la banda estadounidense, alguna vez catalogada por la prensa como "los Pantera del nuevo milenio", decididamente abandona esa etiqueta y se lanza con todo a conquistar con sus propios méritos a los fanáticos del género.

Es de esta forma que el grupo aborda su séptimo trabajo casi como si se tratara de su obra definitiva. Es imposible no sentirlo a medida que se van sucediendo los temas. Ya sea con la velocidad y potencia de "Desolation", el groove lleno de ganchos que se presenta en "Ghost walking" o los momentos más extremos, ejemplificados en temas como "Guilty" o "Cheated", el grupo oriundo de Richmond, Virginia, no deja nada al azar.

Pero además de estas composiciones, hay otras que llaman la atención por ser grandes apuestas de la banda. "Barbosa" es una de ellas, acercándose más a influencias del stoner, que después se manifiestan de lleno con la sureña "Invictus", otro corte de gran factura. Y el final con "King me", con todo lo pretencioso que podría ser, calza perfecto con lo que se plantea en Resolution. Vale decir, un registro que quede para la posteridad y que sea el definitorio para la carrera de Lamb of God. Claramente, el grupo lo consiguió con creces.


Felipe Kraljevich M.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores