Gabriel Vigliensoni anticipa la reunión histórica de Lucybell

"El alma del grupo se mantiene", dice el tecladista y fundador del grupo, que esta noche en Amanda regresa a los escenarios con todos los músicos que han pasado por sus filas.

15 de Mayo de 2012 | 17:19 | Por Sebastián Cerda, Emol

Una autofoto para que no falte nadie: Caces, Valenzuela, Muñoz, González, Vigliensoni y Foncea, se reunirán esta noche, y luego en una gira por Chile. El 23 de junio, la celebración será en el Caupolicán.

@lucybelloficial

SANTIAGO.- "Escuché el disco Amanece (2000), y de ahí para adelante nunca escuché más Lucybell", dice Gabriel Vigliensoni con absoluta honestidad. Sin embargo, hasta cierto punto hacerlo tampoco era tan necesario: "Son temas que tengo metidos en la sangre", agrega luego.

El tecladista y fundador del emblemático grupo chileno, del que se retirara en 1999, se encuentra en Santiago desde hace una semana, alistando su regreso a la banda en la gira de reunión que arrancará esta noche, con una íntima presentación en el Centro Cultural Amanda.

Radicado desde hace algunos años en Canadá, donde acaba de terminar un máster, decidió embarcarse en el tour con que el grupo celebrará sus 20 años de historia, y en el que también estarán los ex fundadores Marcelo Muñoz y Francisco González, junto al trío actual que integran Claudio Valenzuela, Eduardo Caces y Cote Foncea. Es decir, dotación completa, todos juntos y revueltos.

"En lo humano ha sido estupendo, porque nos conocemos hace mucho tiempo, somos amigos. Y en lo musical, ha sido un reencuentro con la música de Lucybell y con la evolución del grupo", cuenta el también integrante de agrupaciones como Los Mismos.

Según revela, el trabajo para este encuentro ha sido arduo, partiendo por lo personal: Luego de años sin escuchar los discos que grabó y casi sin conocer álbumes como Comiendo fuego (2010) o Fénix (2010), ahora ha debido repasarlos todos repetidas veces. "He logrado comprender la evolución del grupo", afirma.

-¿Sientes que lo que tú forjaste pudo encontrar continuidad en los discos posteriores, o te parece que el grupo optó por caminos muy distintos?
-Yo creo que está el alma del grupo, eso se mantiene. Las letras de Claudio y el tipo de armonías que todos manejan, son un poco las mismas. Pero sí siento que ha cambiado el contexto musical y, por otro lado, la producción de la banda. Ahora el grupo está preocupado de sintetizar en canciones bien cortas lo que quiere expresar, mientras que en el Lucybell en que yo participé, el mismo mensaje, la misma alma, se entregaba en un formato más extendido, con más espacios.

-¿Cómo ha sido para ti volver a interpretar las canciones de los tres primeros discos?
-Es que esos temas los tengo metidos en la sangre. A todos los que estamos ahí nos salen al tiro. Sobre todo del primer disco (Peces, 1995) me gusta la actitud un poquito más anárquica, con armonías más raras, es algo que me agrada evocar. Nos sale muy fácil interpretarlas, porque las tenemos. Eso ha sido entretenido, pero lo más entretenido y complejo a la vez, ha sido ver cómo nos articulamos, cada uno, en los temas en que no necesariamente tocamos. Implica buscar tu espacio, la frecuencia en la que quieres trabajar, la melodía que quieres hacer, cómo conversa esa melodía con la del otro. Es un trabajo de producción musical, pero con un concepto en vivo.

-Entonces el aporte de cada uno no se limita a los discos que grabó, sino que sobrepasa hacia otras etapas de Lucybell...
-Vamos a tocar temas de toda la discografía del grupo, pero igual es atractivo para mí, por ejemplo, que me tocó escuchar algunos temas de Amanece, decir "ok, quiero meterme, ahí tengo un espacio". En la coordinación de los ensayos dijimos lo que podemos hacer, pero en la sala pasan cosas, y está el espacio para jugar un poco más. Entonces sí, la participación va más allá de los discos en que tocó cada uno.

-¿Crees que para ti esto sea un desliz en tu vida académica, o es un regreso definitivo a la música?
-Es que yo estoy en un momento en que acabo de terminar un master, empezaré un doctorado, están pasando muchas cosas. No podría decirlo, porque mi contexto diario es totalmente distinto. No sé aún si exista el espacio para compatibilizar ambas cosas, pero estoy acá, así es que los espacios igual se pueden crear. Lo más importante al final es que la gira salga bien, que haya buena comunicación, que al terminar estas fechas haya buena música. Y si eso está bien, nos podríamos sentar a conversar sobre cómo se articula esto para el futuro, en el contexto de Lucybell.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores