De Drácula a Saruman: El legendario Christopher Lee cumple 90 años

Pareciera que, tal como uno de sus personajes emblemáticos, Lee es inmortal. Hoy se convierte en un nonagenario mientras trabaja de lleno con Peter Jackson en la adaptación de "El Hobbit".

27 de Mayo de 2012 | 18:08 | Emol / Agencias

SANTIAGO.- Participó en dos de las sagas más exitosas de la historia del cine, como lo son "El señor de los anillos" y "La guerra de las galaxias", pero sería demasiado injusto hablar del legendario Christopher Lee por sus roles de Saruman y el conde Dooku, pese a que para los espectadores actuales son su credencial.

Lee, espigado actor de 1,96 metros, cumple hoy 90 años plenamente vigente y presto a seguir una carrera que prácticamente no tiene terreno aún no cubierto, pese a forjarse principalmente en el ámbito del cine fantástico.

Su rostro nunca podrá dejar de asociarse a Drácula, el personaje que interpretó con una elegancia que pocos le han dado en la historia del cine. Su mirada penetrante y el aura seductoramente misteriosa que lo engloban, lo convirtieron en uno de los rostros emblemáticos del clásico estudio Hammer, factoría inolvidable de cine de terror.

Entre sus papeles también se cuentan a Frankenstein, Fu-Manchú y Rasputín, dentro de una galería sorprendente que hizo rápidamente despegar su carrera.

El actor nacido en Londres, el 27 de mayo de 1922, es primo de Ian Fleming, el recordado creador de la saga literaria de James Bond.

Con su profunda voz y gran capacidad para manejar distintos idiomas (se maneja en inglés, español, francés, italiano y alemán), ha sido capaz de abordar papeles de diversos orígenes o bien de tonos aristocráticos.

El libro Guinness anota su nombre como el que ha estado presente en la mayor cantidad de largometrajes (230 en total) y la suma sigue creciendo, especialmente ahora que volverá a interpretar a Saruman en las películas que Peter Jackson prepara sobre "El Hobbit", repitiendo el trabajo que había hecho en la trilogía de "El señor de los anillos".

Si bien sus inicios en Hammer los hizo protagonizando "La maldición de Frankenstein" (1957), su popularidad se disparó tras interpretar a Drácula en la película homónima estrenada en 1958. Él considera que uno de sus papeles más importantes lo hizo en "El culto siniestro", de 1973.

Steven Spielberg, Martin Scorsese y Tim Burton han sido sólo algunos de los directores que han requerido de sus servicios, siempre manteniendo la carrera de Lee tan erguida como el propio intérprete.

Burton fue especialmente importante para revivir la carrera, al invitarlo a participar en varias de sus cintas, como "La leyenda del jinete sin cabeza" (1999), "Charlie y la fábrica de chocolates" (2005), "El cadáver de la novia" (2005) y más recientemente en "Sombras tenebrosas" (2012). Próximamente también entregará su voz a la cinta de animación "Frankenweenie", también de Burton.

Luciendo sus colmillos como Drácula, su espada láser como el Conde Dooku o su báculo mágico como Saruman, Lee se aseguró un lugar dentro del cine, más allá de que nunca haya recibido premios importantes. La Academia de Hollywood, por ejemplo, lo ha ignorado eternamente, y sólo un Oscar a su trayectoria podría contrapesar esa inmensa deuda.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores