Ai Weiwei elogia audaz fuga de disidente ciego

"Ha hecho que otros chinos no tengan excusa para seguir viviendo con miedo", dijo el artista sobre Chen Guanhcheng, quien logró sortear su detención para asilarse en Estados Unidos.

29 de Mayo de 2012 | 12:09 | Reuters

Weiwei también se encuentra bajo vigilancia en su hogar, pero descarta una fuga como la de Chen Guanhcheng, ya que ''China es mía. No tengo que dejar algo que me pertenece en manos de gente en la que no confío''.

AFP

BEIJING.- El disidente más famoso de China, el reconocido artista Ai Weiwei, celebró la dramática huida que protagonizó otro activista, Chen Guanhcheng, quien pese a ser no vidente logró escapar de su confinamiento, algo que, según Weiwei, inspirará a otros chinos a continuar por el camino hacia la democracia y a no vivir con miedo.

La fuga de Chen el mes pasado, después de 19 meses de detención ilegal en su casa, para refugiarse temporalmente en la embajada estadounidense de Beijing, avergonzó al Partido Comunista y puso de manifiesto la falta de regulación en China.

"Gracias a sus esfuerzos, su fuerte espíritu y su agudeza, ha hecho que otros chinos no tengan excusa para seguir viviendo con miedo, porque sus situaciones nunca serán peores que ésa", dijo Weiwei.

"Las cosas más injustas que pueden pasar en una sociedad cayeron sobre un hombre ciego", dijo. "Esto es algo que nadie puede aceptar o justificar con cualquier excusa. Todo el mundo debería preguntar: '¿Tenemos que existir realmente en una sociedad como ésta?' ", agregó.

El corpulento activista, de 55 años, habló desde su casa ubicada en el oeste de Beijing, donde 15 cámaras de seguridad vigilan continuamente su actividad fuera de la vivienda.

Ai, que denuncia al gobierno chino por violación de la ley, al imponerle una multa por evasión fiscal de 15 millones de yuanes (2,4 millones de dólares) por la compañía que comercializa su obra, fue detenido sin cargos en abril de 2011 y permaneció en régimen de aislamiento hasta su libertad condicional, en junio pasado.

Desde entonces ha ignorado los esfuerzos por silenciarlo y, en su lugar, se ha convertido en punto de encuentro para disidentes y activistas chinos.

"Nunca dejaré China a menos que me vea obligado", finalizó Weiwei. "Porque China es mía. No tengo que dejar algo que me pertenece en manos de gente en la que no confío", agregó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores