Hugh Laurie y su carrera musical: "Entiendo a los escépticos, yo también lo soy"

El protagonista de "House" bromeó en TVN sobre su salto a la música, la pasión que lo ha seguido desde su niñez. "No sé cómo me tocó y no quiso irse", afirmó el blusero que canta hoy en Santiago.

12 de Junio de 2012 | 15:52 | Emol

SANTIAGO.- El 2003, encerrado en un baño en Namibia, el único lugar donde quedaba algo de luz tras un arduo día de rodaje de la película "El vuelo del Fénix", se produjo el primer latido de Gregory House.

Fue en ese momento -y contexto- cuando el actor británico Hugh Laurie tomó un par de páginas que le enviaron por fax, le pidió ayuda a un amigo del equipo para que lo grabara en una improvisada audición, y comenzó a darle vida al ilustre misántropo de la medicina que llegaría a interpretar por ocho años más. Ayer Laurie celebró en Santiago sus 53 años con mil anécdotas de su alter ego, pero con mucho más entusiasmo por hablar sobre la pasión por la música que precisamente lo trae al país.

"Entre los 8 y 10 años, escuché mi primera canción de blues y supe que era para toda mi vida. Era algo más bien solitario, porque no tenía con quién compartirla en el colegio. Era de otro tiempo y lugar, no sé cómo me tocó... y no quiso irse", dijo Laurie en una entrevista para el programa "Sin maquillaje", el espacio de TVN conducido por Ignacio Franzani que esta tarde grabó un capítulo especial con el artista. La conversación, emitida en directo por el sitio web del canal, podrá ser vista otra vez en la pantalla abierta el próximo sábado a las 23:35.

Ya terminado su trabajo en "House", Laurie está consciente que su decisión de lanzarse de lleno a la música crea al menos sospechas. Incluso al ser consultado por qué una persona debería ir a ver a un actor haciendo música, contesta honestamente "no puedo pensar una buena razón"

"Entiendo a los escépticos, yo también lo soy", dijo con humor. "Pero no quiero ser una estrella de rock, sólo quiero compartir mi amor por esta música, algo que viene de mucho antes de que quisiera ser actor", afirmó Laurie, subrayando que esa pasión por el blues que ha cruzado toda su vida.

En esta romántica mirada, el piano ha sido su gran amor. "(Con un piano) siento comodidad.  Un piano no puedes perderlo, siempre está ahí. Después de una jornada de trabajo, se siente mucha comodidad. Me gusta también escucharlo y escuchar a otros tocarlo", admitió el músico.

Para Laurie, sus años en televisión no lo alejaron de esa "pasión secreta". El actor de hecho celebra la "musicalidad" que los guionistas le dieron a su famoso personaje, que en varios capítulos aparece tocando piano, guitarra, escuchando música o haciendo alusiones melómanas.

"El creador del show (David Shore) se inspiró hasta cierto punto en Sherlock Holmes. Un personaje que parecía sólo lógico, pero a la vez sentía una gran pasión por la música. Hay una lógica matemática en la música, pero también está la parte inspiracional. La música unía el lado racional y emocional (de 'House')", explica.

De hecho, Laurie subraya que, pese a sus intereses, todo el trabajo de "crear" a House pasó por los escritores del show. "Los guiones los veía como perfectas piezas de música, no quería tocarlos", explicó.

Durante la entrevista, el actor también sonrió al ver un clip de la serie con doblaje al español, tal como se emite en TVN. Pero no lo tomó por sorpresa, de hecho conocía a Salvador Delgado, el encargado de traducir sus palabras en pantalla, y lo califica de "gran actor". "Para mí es sorprendente que el show haya tenido éxito mundial, porque es una serie muy verbal. No hay explosiones o persecuciones", dijo.

Dentro de esa exploración, lanza su hipótesis. "Tiene que ver con que está dañado, (los espectadores) 'sienten' por él. Por más cruel que sea, es algo que viene de su dolor. La audiencia ha sido muy humana, quiere curarlo. Si fuese un personaje sin dolor, sólo inteligente y cruel, no les gustaría", manifestó.

Pero Laurie, ya alejado del Vicodin y el bastón que ocupó tanto tiempo, ahora se concentra en sus partituras, en un proceso que tampoco le ha sido fácil y debió reflexionar. "Cuando llegas a los 53 años, dices... '¿Qué estás esperando?' Si es un desastre, es un desastre", dice Laurie, jugado a que hoy pueda deleitar a los chilenos que lo vayan a ver al Movistar Arena. "Al menos mi banda es muy buena", dice el novato blusero.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores