La historia del regreso televisivo de Charlie Sheen con "Anger Management"

Después de meses de "incidentes", Sheen vuelve a la pantalla como un terapeuta. Dice que será su última actuación y se niega a que le hagan tests de drogas durante las grabaciones.

17 de Junio de 2012 | 13:24 | AP / Emol
LOS ANGELES.- Se hace difícil creer que Charlie Sheen está a punto de protagonizar otra serie de televisión. Es que después de haber sido despedido de la inmensamente popular y lucrativa comedia "Two and a Half Men", pasó meses en extrañas entrevistas usando frases como "tiger blood" y "winning", haciendo un tour de comedia lleno de contratiempos. Sin embargo, casi un año después, un canal de cable sintió que lo mejor era volver a ponerlo al aire lo antes posible. A veces se hace difícil convencerse de que Charlie Sheen aún está vivo.

Sin embargo, ahí está, luciendo vigoroso y con una mirada salvaje, paseándose con calma por el estudio en Sun Valley donde está grabando su nueva serie para el canal FX, "Anger Management", donde ya ha completado 10 episodios para ser emitidos.

No hay estrellas pornográficas ni paparazzi rondando: sólo Sheen, el actor de 46 años, junto a su séquito formado por su publicista Larry Solters; su encargado de redes sociales Bob Maron; y su sobrino Taylor Estevez.

Sheen se considera un apostador retirado (no en recuperación) y dice que, pese a su largo historial de abuso de sustancias ilícitas, sus períodos de rehabilitación y recaídas, no es necesario que entregue a sus nuevos empleadores ningún tipo de documento que asegure su buena salud. "Si no, no me debiesen haber contratado", afirma entre risas. "Ellos sabían lo que estaban consiguiendo. Y saben que no siempre va a ser algo tranquilo", añade.

Hay muchas razones por las cuales Sheen debe desear que "Anger Management", que debuta el 28 de junio en Estados Unidos (a Chile llega el 19 de julio en TBS), tenga éxito sin incidentes. Y no es sólo porque él tiene propiedad sobre parte del show. Es también una oportunidad de restaurar su legado tras su problemática salida de "Two and a Half Men". Su última oportunidad si, tal como él lo piensa, esta sea la última estación en su carrera como actor.

Durante 12 horas de trabajo, Sheen graba seis o siete escenas, todas enfocadas en su personaje, llamado Charlie Goodson, y algunas junto a su padre Martin Sheen, quien en la serie tiene un papel de invitado como, precisamente, el papá de Charlie.

"Anger Management", que se basa con soltura en la película de 2003 con Adam Sandler y Jack Nicholson, presenta a Charlie Sheen como un hombre que alguna vez fue una promesa del béisbol, pero que en un incidente intentó romper un bate en su pierna y terminó quebrándose la rodilla, obligándolo a retirarse. Ahora trabaja como terapeuta, aconsejando a un grupo de pacientes inadaptados, mientras intenta mantener una relación saludable con su ex esposa (Shawnee Smith) y su hija adolescente (Daniela Bobadilla), además de ocasionalmente buscar intimar con su propia terapeuta (Selma Blair).

Sheen dice que era importante para él que la serie tuviese "un tema de expiación". El personaje de Goodson "decepcionó a mucha gente", afirma. "Mucha gente estaba alentando por él, pero terminó su carrera (deportiva) por su propia ira", explica. Y Sheen sabe que tiene mucho que expiar.

Meses salvajes

En un período de 15 meses, fue arrestado por atacar a su esposa de ese momento, Brooke Mueller; luego fue expulsado de un hotel en lo que su publicista calificó como "una reacción alérgica a cierto medicamento"; y fue despedido en marzo del 2011 de "Two and a Half Men". Su partida fue seguida por semanas de disputa con Chuck Lorre, cocreador de la serie, que culminó con un comunicado de Warner Bros. Television calificando la conducta de Sheen como "peligrosamente autodestructiva".

La versión de Sheen dice que la relación con Lorre se desintegró debido a que no le permitió hacer ningún aporte creativo a "Two and a Half Men". Algo que por ejemplo no ocurrió con Ashton Kutcher, su reemplazante, quien se llevó el crédito de un episodio.

Un torbellino de abuso de sustancias significó que Lorre urgiera a Sheen a entrar a Alcohólicos Anónimos, pero según Sheen el manual de esos grupos "fue escrito por un borracho plagiador y consumidor de ácido", además de haber tenido sexo "con las esposas de todos".

Mark Burg, quien ha sido el manager de Sheen desde la década de 1990, afirmó que pese a que ha temido que Sheen pudiese dañar su carrera, ha debido dejar que la situación se resuelva sola. "Eventualmente las cosas se calman. Tuve que dejar a Charlie hacer esto, y tarde o temprano volveríamos a juntarnos para decir... 'Está bien, qué viene ahora'".

Burg añadió que Warner Bros. ya había rechazado la oferta de Sheen de recortar su salario en 500 mil dólares (en un contrato que le hubiese significado US$ 100 millones en dos años) si le permitían grabar sus escenas sin Lorre en el set. Cuando Sheen logró estar sobrio durante un largo paréntesis y estaba dispuesto a grabar los últimos ocho episodios que quedaban, Burg dijo que Lorre sólo quería escribir cuatro. No se llegó a un compromiso y la temporada colapsó.

Sheen no suena nostálgico sobre sus tiempos en "Two and a Half Men", donde observó a "esos palurdos" luchar por "basura e insistir que estaban tratando de hacerlo lo mejor que podían, aunque no era así". Pero rápidamente añade con tono más gentil que ya es tiempo de "escribir a Chuck una carta" o "verlo en alguna parte para decirle 'Hey, sin rencores'".

Lorre no quiso hacer comentarios, pero el haber llamado a Kathy Bates para interpretar al fantasma del personaje de Sheen, es una clara señal sobre su desinterés por reconciliarse.

El círculo de Sheen

Bob Maron conoció a conoció a Sheen hace unos ocho años tras venderle un reloj de colección por eBay. Todavía maneja su negocio de relojes, pero por estos días ayuda a Sheen a manejar su cuenta de Twitter. Luego de su explosivo ingreso a las redes sociales, debía descubrir la forma de cómo sacar dinero de los 7,4 millones de seguidores que Sheen tiene en Twitter. Pero Maron dice que logró cambiar de rubro y convertirse en co-productor ejecutivo de "Anger Management".

Él también acompañó a Sheen en aquel tour del año pasado titulado "My Violent Torpedo of Truth/Defeat Is Not an Option", en el que básicamente Sheen se presentaba en vivo y decía lo que se le ocurriera. El show fue frecuentemente criticado por su flojera y Sheen ahora admite que se trató de un error creativo. "Hemingway dice que para ser un hombre debes plantar un árbol, luchar contra un toro y tener un hijo", dice Sheen. "Yo voy a intercambiar la parte del toro con haber sido pifiado en Detroit", añade.

Por varios meses Burg estuvo desarrollando un "plan b". Cuando Sheen estuvo disponible, se llegó a un acuerdo con el estudio independiente Lionsgate para producir y distribuir a través de su subsidiaria Debmar-Mercury un total de 10 episodios de "Anger Management" y emitirlos en FX. Si los capítulos cumplían ciertas metas, entonces otros 90 serán producidos en los próximos dos años, con lo que se completarían 100 capítulos para el 2014.

Pese a los meses tormentosos en la vida de Sheen que antecedieron el acuerdo, Lionsgate sintió que era importante cerrarlo rápidamente. "De otra forma, dado lo popular y exitoso que es, Charlie probablemente no nos hubiese necesitado", admite Kevin Beggs, presidente del área de televisión de Lionsgate. "Él podría grabar un piloto donde sea, por una gran suma", añade.

La familia de "Anger Management"

Encontrar actores que estuviesen dispuestos a actuar con Sheen tampoco fue un gran desafío. Smith, la coprotagonista, dice que vivió "en una cueva con tres hijos" y no estaba en conocimiento de los problemas de Sheen cuando hizo la audición.

Blair, quien en julio dio a luz a su primer hijo, afirmó que "estaba embarazada, así que estaba en mi propio mundo" cuando Sheen desató su locura el 2011. "Para mí fue un gran estudio sobre la interpretación artística", añadió.

Martin Sheen admitió haber estado preocupado por su hijo en este proceso que vivió, pero luego observó con orgullo cómo Sheen consideró a su hermano Ramon Estevez como productor y su hermana Renee Estevez como guionista para el show. "Ciertamente no necesita mi aprobación, pero él escogió mi compañía, y eso es muy satisfactorio", dice Martin Sheen. "Es cuidado y querido por todos nosotros. Estamos muy agradecidos de que nos haya incluido en este nuevo proyecto", añade.

Charlie Sheen se negó tajantemente a que se le realizaran tests de drogas mientras trabaja en la serie. "Es una invasión a la privacidad", comenta, pese a que sí se hizo algunos cuando hizo su tour cómico el año pasado. Al ser consultado si podría permanecer "limpio" en el futuro, Sheen contesta: "No sé lo que significa estar limpio".

Sheen está confiado en que sus fans lo seguirán en "Anger Management" y hayan dejado pasar no sólo sus locuras, sino que también las amenazas de violencia que hizo con Mueller y también con su anterior esposa, Denise Richards, de quien se divorció el 2006.

"Estoy haciendo que esas situaciones estén bien", dice sobre sus ex esposas. Sheen dice con certeza que, una vez que termine "Anger Management", dejaría la actuación y su vida se concentraría en "partidos de fútbol y parques de diversiones" con sus dos hijas, y sus mellizos, todos menores de diez años.

"Por dentro todavía soy el niño de siete años que se sienta atrás en la sala de clases, temeroso de levantar su mano. No quiero que esto, nada de esto, extinga a ese niño, porque puede hacerlo. Y yo me rehúso a crecer", concluye.
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores