El hombre es un creador

El cantante y compositor chileno que el año pasado debutó como solista con el disco Bando n° 1 se despliega ahora en múltiples direcciones y actividades.

14 de Julio de 2012 | 14:26 |

En al menos cuatro planos simultáneos se escucha en estos días la música del cantante y compositor Ismael Oddó, y todos esos planos suenan en vivo además. Solista, músico de teatro e integrante en paralelo de los grupos Quilapayún, Colectivo Cantata Rock y Maestro Juba, éste es el hombre que el 10 de junio del año pasado publicó su disco debut, Bando n° 1 (2011) y que un año más tarde se multiplica en diversos escenarios.

El más próximo de ellos corresponde al concierto que dará como solista este sábado 14 de julio en el pub Kahuín de la capital (ver recuadro), y no es casual la elección el día de la efeméride nacional de Francia. Hijo de Willy Oddó, uno de los integrantes históricos de Quilapayún, Ismael Oddó vivió por consiguiente su infancia y juventud en el exilio de ese conjunto en Francia durante la dictadura de Pinochet, y la canción francesa es parte importante de su banda sonora.

-Las canciones que he estado eligiendo son las que tienen más que ver con mi propia relación con Francia y su música -explica-. Pensar en un homenaje a toda la canción francesa para esta ocasión, la celebración de la Revolución, resultaría demasiado ambicioso y extenso por la variedad de estilos, de épocas, de carácter. Además quiero aprovechar de dar continuidad a mi opción testimonial en la elección del repertorio.

La banda de rock Les Rita Mitsouko y autores como Jacques Brel, Léo Ferré, Georges Brassens, Serge Gainsbourg y Renaud serán parte de ese repertorio. "Este último (Renaud) es ineludible por el lugar que ocupó durante toda mi adolescencia", explica Oddó, "con un discurso social sin tapujos, deslenguado y de cierta forma anti-sistema antes de la llegada del hip hop con exponentes como NTM o el gran Oxmo Puccino. Todos ellos son parte de la banda sonora que coloreó mi infancia por un lado con viajes al sur de Francia durante muchos años o que luego fui descubriendo con cosas que cayeron en mis manos. Son, en resumen, autores e intérpretes tan relevantes como Violeta (Parra) o Víctor (Jara) que me han identificado hasta hoy pero en otro idioma y muchas veces con motivaciones parecidas en el cantar".


Ni salsa ni son, ni bolero ni joropo llanero: Maestro Juba

Uno de los grupos simultáneos que integra Ismael Oddó es Maestro Juba, cuarteto iniciado en 2010 que comparte junto a los hermanos Pablo y Felipe Ilabaca, de la banda rockera Chancho en Piedra, y a Danilo Donoso, percusionista de Inti-Illimani Histórico, y con los que cultiva el repertorio de música caribeña con influencias como las de Rubén Blades, Héctor Lavoe o Totó la Momposina, entre otros.

El bautismo del grupo corresponde al nombre de un bailarín estadounidense de origen africano identificado como Master Juba o Boz Juba, y reconocido por diversas fuentes bibliográficas como un pionero cultor de las danzas africanas en los Estados Unidos del siglo diecinueve. "Este personaje coincide con la estética que queríamos dar a la agrupación", ha dicho Ismael Oddó.

La próxima fecha en vivo de la banda será el 20 de julio en el bar Ópera Catedral de la capital, donde el cuarteto se presentará reforzado por los bronces de Bernardo Lagos (trombón) y Danny Espinoza (trompeta). "El sonido de los metales refuerza la potencia del cuarteto vocal. Nuestras presentaciones en Ópera Catedral siempre han sido sabrosas y nuestro trabajo muy bienvenido por sus parroquianos".

-Como es de costumbre pondremos a gozar a la gente con este repertorio en el cual hemos sumado a exponentes como Héctor Lavoe, más canciones de Rubén Blades, otras alegres composiciones de Juan Luis Guerra y obviamente invocaremos al gran espíritu gozador de Maestro Juba para esta nueva ocasión. No es salsa, no es son, no es bolero ni joropo llanero, es una mezcla de todos estos colores afro latino americanos que festejan su mestizaje vinculándose al sentido social.


Nueva Canción en escena: Colectivo Cantata Rock

Una banda por definición paralela al trabajo de Ismael Oddó en Quilapayún es Colectivo Cantata Rock, iniciada en 2007 con el propósito de recrear el LP Cantata popular Santa María de Iquique (1970) y que presentó la nueva versión de esa obra en disco De Luis Advis, Cantata Rock Santa María de Iquique (2009).

La formación actual del grupo consiste en Eduardo Lalo Ibeas (voz), Ismael Oddó y Pablo Ilabaca (voces y guitarras), Ricardo Caíto Venegas (voz, guitarra y teclados), Camilo Salinas (voz, piano y teclados), Felipe Ilabaca (voz y bajo), Leonardo Toño Corvalán (voz y batería) y el actor Patricio Pimienta en los relatos.

Este último acaba de dirigir la versión teatral de la obra "La violación de Lucrecia", de Shakespeare, para la cual Ismael Oddó compuso la música. Y el grupo ya está trabajando junto al músico y actor Martín Erazo, director de la compañía La Patogallina, en aspectos como el diseño de iluiminación, proyecciones visuales, vestuario y dirección de movimientos en escena. Se aprestan a mostrar esos avances el 28 de julio en el teatro del centro cultural Matucana 100 en la capital.


-Estamos visualizando ese concierto como un espectáculo que integre, sobre nuestra relectura de la obra (la Cantata), las artes escénicas como piedra segunda en vista de reforzar su drama. La necesidad de este giro hacia lo teatral siempre ha estado presente, y en Matucana 100 podemos empujar esta puerta y proponer más de lo que ya hemos estado sugiriendo.

Desde sus actuaciones en la Sala SCD Plaza Vespucio en mayo último, el grupo está agregando una primera parte, previa a la Cantata, consistente en nuevas versiones de obras de la Nueva Canción Chilena como "Plegaria a un labrador", de Víctor Jara, grabada además por Chancho en Piedra en su disco Otra cosa es con guitarra (2011) y "La esperanza", de la obra Canto para una semilla, con música de Luis Advis a partir de las décimas de Violeta Parra.

-Al escoger el repertorio de la primera parte nos interesa dar continuidad al ejercicio de adaptar canciones de la Nueva Canción, de Víctor Jara o Violeta Parra, re-elaboradas con tintes progresivos, y con profundo sentido y vigencia. La memoria sigue siendo para nosotros el propósito y soporte de esta reunión. Desde la música y las artes integradas ahora, pretendemos seguir trabajando para establecer conexiones entre el ayer, el presente y el mañana, donde el ser humano navega entre luz y sombra, sus grandes taras y sus esperanzas. Respecto de la formación o formaciones, no descartamos mostrarnos en dúos, tríos o cuartetos que contrasten con la imagen y el sonido más contundente de la segunda parte con la Cantata.

Del mismo modo están presentando en vivo "Tres sillas vacías", primera canción de autoría del Colectivo, grabada en el disco Música X Memoria (2011). "El próximo paso dentro de este proceso es crear canciones y ojalá elaborar una obra original de largo aliento cuyos propósitos no sean otros que los de continuar nuestra exploración artística al filo del compromiso, la reflexión histórica a partir de lo que hoy vivimos, la denuncia y la poesía. 'Tres sillas vacías' es el reflejo de esa búsqueda, que relata el triste episodio del degollamiento de militantes comunistas en plena dictadura. El punto de vista que adoptamos es el del hijo, niño o adolescente a quien le arrebatan a su padre. Es bien posible incluir tal canción en vista de esta obra original todavía imaginaria y muy anhelada".


La historia y las colaboraciones: Quilapayún

Como uno de los integrantes jóvenes de Quilapayún, Ismael Oddó comparte filas en ese conjunto puntal de la Nueva Canción Chilena. Entre las actividades recientes, el grupo se dispone a aparecer en Francia la grabación del programa de TV "Mezzo vocce" grabado en febrero pasado en Córcega. Y su agenda próxima incluye fechas en el liceo Manuel de Salas de la capital (27 de julio), donde presentarán la Cantata junto a un taller de estudiantes del liceo, y luego en Matucana 100 (4), Chillán (5), Talca (14) y Valparaíso (18).

-Con el Quila estamos en varios frentes. En lo de Matucana y en regiones queremos compartir un repertorio fiel a las distintas épocas del grupo, incorporando la poesía y anécdotas. Con el permiso de mis compañeros mayores, puedo decir que el Quila se encuentra en una etapa de goce y de plena madurez que nos ha llevado en vivo a cosechar el cariño y la proximidad de la gente, lo que no impide que sigamos trabajando en taller, en estudio y en vista del nuevo disco.

Entre esos planes el grupo trabaja con los realizadores Paula Talloni y Jorge Leiva en el documental "El deber de la sonrisa" sobre la historia y el presente de Quilapayún. Y en vivo no descarta mostrar un adelanto de su próximo disco, de título provisorio "Colaboraciones". "Es un disco, como lo dice el título, en colaboración con músicos cuyos caminos se han cruzado con el nuestro. Desde el (disco) Reencuentro en 2003 venimos experimentando este estimulante juego con artistas y grupos de otra generación, más cercana a la mía, y que se sienten continuadores de la música del Quila o de la Nueva Canción a pesar de tocar otros estilos de música dentro de lo popular, como Chancho en Piedra, Manuel García y Los Bunkers, a los que se han sumado Colombina Parra, Alvaro Henríquez, Ana Tijoux, Camila Moreno, Mauricio Redolés y Carlos Cabezas. Y hay más".

-La idea no es un saludo de estos amigos hacia el Quila, sino un encuentro desde la particularidad de cada uno, donde el Quila interviene en canciones de algunos de ellos, adaptándose a sus sonidos y respetando el proceso en el que cada uno se encuentra. No se trata de aplicar la fórmula Quilapayún o la de Álvaro o la de Colombina, sino de explorar y juntos. Ese riesgo o inquietud son parte de la esencia del grupo, que ha estado siempre en busca de nuevos desafíos donde los límites a la imaginación no existen. Estamos muy contentos con los primeros resultados y esperamos poder mostrar este trabajo a fines de año.

El salto es infinito: Ismael Oddó

Como solista, Ismael Oddó acaba de enterar un año desde el lanzamiento de Bando n° 1 (2011), su primer disco personal. Desde entonces ha actuado en diversos formatos, con una banda completa, en dupla con el guitarrista Raúl Céspedes, solo, con repertorio propio y con canciones de Víctor Jara entre otras modalidades.

-La experiencia (del primer disco) ha sido liberadora y alucinante, con la satisfacción primera de haber dado a luz este cúmulo de canciones y músicas producto de distintas épocas de mi vida. Ahora está en el artista seguir abriéndose paso para sonar y lograr cierta exposición. Y el trabajo en vivo siempre se plantea como un nuevo desafío. Me interesa seguir trabajando sobre la mezcla de lo puramente musical y lo teatral. La palabra hablada o el gesto son parte de los recursos para el viaje que estoy elaborando cada vez más en las presentaciones, y el carácter testimonial sigue siendo la columna vertebral de mi propuesta.

La programación próxima de Ismael Oddó incluye una actuación el 30 de agosto en el bar Opera Catedral junto a su actual banda: Raúl Céspedes (guitarra acústica), Jorge Fortune (guitarra eléctrica), Edgardo Parraguez (teclados), Caíto Venegas (bajo) y Danilo Donoso (batería). Con ellos tocará canciones de su disco, de Víctor Jara y adelantos de un segundo disco que ya viene encaminado.

-Estoy empezando a componer, a escribir y a grabar nuevas canciones para mi próximo disco cuyo título es O2, una suerte de respiro respecto de la urgencia y de la disparidad estilística de Bando nº 1. Un espacio de mayor calma y homogeneidad en el sonido. ¿Estilos? Todavía estoy en eso, pero seguirán primando mi bi-culturalidad (¿se dice así?), mi inquietud por incluir todas mis influencias en canciones donde los arreglos suelen estar al servicio del mensaje, sea cual sea. Jorge Fortune y Misha Celis son los cómplices de esta nueva producción. La travesía sonora se anuncia muy favorablemente.

Por lo pronto el cantante se apresta a estrenar el 25 de julio el primer videoclip de su disco, sobre la propia canción "Bando n° 1", vía YouTube y en su sitio oficial, realizado nuevamente por la dupla entre Paula Talloni y Jorge Leiva. "Espero contribuir a cierto reconocimiento de una memoria todavía dolorosa y negada", dice, respecto del clip. "Mientras no se haga justicia ni se reconozcan verdaderamente los atropellos a los derechos humanos en Chile, es fundamental seguir limpiando estos horrores con canciones".

-Me encuentro haciendo patria desde la tribuna que heredé y la que estoy escogiendo como forma de vida -sintetiza-. El amor me guía para seguir construyendo espacios de creación, en un camino cuyas direcciones varían al ritmo del misterioso y elástico pulso del tiempo. Mi salto es infinito.  Anímese Chile a despertar del aturdimiento y afilar la palabra. Arriba los corazones que ahora nos toca. Es un resumen de la felicidad que me embarga al estar lleno de proyectos que alimentan el alma.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores