Oxford recauda fondos para digitalizar la primera colección de obras teatrales de Shakespeare

El libro, que data de 1623 y tiene 900 páginas, contiene 36 obras del reconocido dramaturgo, entre las que se encuentran "La Tempestad", "Noche de reyes" y "Macbeth".

02 de Agosto de 2012 | 10:01 | EFE
AP
LONDRES.- La biblioteca Bodleian de la ciudad de Oxford inició hoy una campaña de recogida de fondos con la que espera recaudar 31.300 dólares para digitalizar el "First Folio" del dramaturgo William Shakespeare, que agrupa la mayor parte de su producción literaria y que data de 1623.

Se trata de una edición de 900 páginas que contiene 36 obras del dramaturgo inglés, entre ellas "La Tempestad", "Noche de Reyes", "Macbeth" y "Julio César", informó hoy el diario "The Guardian".

"Es el libro secular más importante de la historia de Occidente", señaló Jonathan Bate, comisario de la exposición sobre Shakespeare que alberga actualmente el Museo Británico de Londres, y uno de los personajes del mundo de la cultura que han respaldado la campaña de recogida de fondos de la biblioteca Bodleian.

El volumen, en estado delicado, fue publicado por los amigos de Shakespeare en 1623, siete años después de su muerte, y se estima que se imprimieron alrededor de un millar de copias, de las que se conservan alrededor de doscientas.

El ejemplar que la biblioteca de Oxford trata de digitalizar fue utilizado por los impresores de la época para hacer reproducciones de las obras que contiene, por lo que sus delicadas páginas contienen pliegues y esquinas dobladas.

Aunque existen copias posteriores -de 1632, 1663, 1664 y 1685-, el ejemplar de Bodleian es "único" porque mantiene la misma encuadernación de tapas de cuero marrón con la que fue publicado.

El libro, cuyo título original es "Mr William Shakespeare's Comedies, Histories and Tragedies", cuenta además con un grabado en cobre del autor.

Para lograr su digitalización, los conservacionistas necesitan fotografiar cada una de las páginas con la máxima resolución posible, una tarea que entraña gran dificultad por la posibilidad de que se desintegren en el proceso.

"Normalmente cuando un libro llega a nuestras manos nuestro objetivo es devolverlo a un estado en el que los lectores puedan utilizarlo de nuevo, pero esto no será posible en este caso", explicó el jefe del equipo de restauradores, Nicole Gilroy.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores