Patricio Bañados, rostro del "No": "No supe más de la Concertación"

A horas del estreno de la cinta "No", la figura principal de la campaña recordó la épica de 1988, analizó la película, y habló de los costos personales que debió pagar por asumir ese rol.

08 de Agosto de 2012 | 13:53 | Emol

Bañados y los años de la dictadura: ''A Daniel López nunca le dije presidente, siempre decía Jefe de Estado o General'', recuerda hoy.

LUN

SANTIAGO.- La cinta "No", que se estrena mañana en el país, vuelve a exaltar a la campaña que derrotó al general Augusto Pinochet como una de las principales gestas en el Chile de las últimas décadas.

Sin embargo, en medio de ese clima, una voz clave surge para mostrar otra faceta tras el equipo humano que impulsó la derrota de la dictadura: Nada menos que Patricio Bañados, rostro principal de la emblemática franja.

"Desde un punto de vista personal, por supuesto que fue la chambonada más grande que he hecho en mi vida", dijo el ex conductor de espacios como "El Mirador" (TVN), aludiendo a los costos laborales que pagó y al olvido en que lo sumergió la Concertación, una vez lograda la victoria.

"En la vida práctica haber hecho la franja del 'No' lo único que hizo fue perjudicarme, porque yo sabía que me iba a echar encima el odio de la derecha, pero nunca me imaginé que me iba a echar el odio de la Concertación", dijo el periodista esta mañana en Radio Zero.

"El 6 de octubre de 1988 nadie me llamó por teléfono de la Concertación, ni ese día ni al día siguiente, ni nunca más. No supe más de la Concertación", reiteró en entrevista con el programa "Desde Zero".

Sus cuestionamientos, además, se extienden hasta la administración del gobierno en los años posteriores a la recuperación de la democracia: "Ciertamente yo esperaba un cambio hacia una sociedad más humanizada. No se trata de destruir todo lo que se había hecho, pero la Constitución que nos rige ahora fue impuesta bajo ocupación militar a gusto de 'Daniel López' (Pinochet), y eso no fue un producto del deseo popular. Yo esperaba un cambio paulatino y racional, creí que había un plan para cambiar inteligentemente la sociedad detrás, y eso ha sido totalmente frustrante".

De todos modos, asegura que participar en la franja del "No" fue "alucinante". Y aunque recuerda que debió meditarlo largamente, decidió asumir el desafío "porque para mí la dictadura en Chile era un sufrimiento personal. La conciencia de que estaban torturando a la gente, que eras humillado a diario por gente burda".

"Me daba cuenta del riesgo que iba a correr yo y mi familia, pero acepté porque qué cosa más maravillosa que participar de una campaña de televisión que iba a botar a un dictador. Eso era épica, no pude resistirme", agregó.

Por lo mismo, y aunque asegura que "No" la pareció una buena película, recalca que la cinta de Pablo Larraín "no puede dar la dimensión épica. Tendría que ser un documental como 'Ben Hur' ".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores