Viendo el vaso medio lleno

La banda chilena de rock alternativo se embarcó a México para presentarse este fin de semana en el festival Vive Latino 2013, donde ofrecerán una fórmula que ellos definen como optimista y energética. Su vocalista espera que esta presentación les ayude a generar más eco en la escena nacional.

13 de Marzo de 2013 | 13:02 |

El 2012 fue un año muy provechoso para la banda nacional de rock alternativo Aiken, según dice su vocalista José Miguel Ferrera. Fueron parte del Tour American Rockers, iniciativa multi cultural donde compartieron escenario con otras bandas de Sudamérica, lo que les permitió presentarse en Colombia y México. A su vuelta en el país, fueron parte de la tercera versión de la Cumbre del Rock Chileno, y dos días más tarde fueron invitados al Vive Latino 2013, uno de los festivales de música más importantes y prestigiosos de la región.


"Claramente fue un despegue, del año pasado hasta ahora ha sido una seguidilla de cosechar lo que sembramos en el pasado", dice José Miguel, en referencia a los últimos doce meses. De todas formas el vocalista reconoce que el camino de la banda no ha sido fácil, y aún no logran un espacio más visible en la escena nacional. Sin embargo esperan cambiar esta suerte, y su frontman apuesta a que su incursión en México "ojalá signifique una bisagra y se abra una gran puerta, para que la gente en Chile empiece a escuchar lo que tenemos".


El quinteto, que se autodefine como una banda de "rock energético", se embarcó para presentarse este domingo en tierras aztecas en el marco del multitudinario festival. En la instancia compartirán escenario con bandas como Morrisey, Los Fabulosos Cadillacs, Ska-P o Los Amigos Invisibles. Junto a Camila Moreno, Chico Trujillo y Alex Anwandter, componen la delegación chilena que dirá presente en Vive Latino 2013

-¿Cuáles son sus expectativas en esta nueva aventura en México, qué esperan de su presentación en el Festival?
-Estamos de verdad muy contentos con la invitación, es un paso de los más grandes que hemos dado en nuestros cinco años de carrera, y es uno de los escenarios más importantes de Sudamérica, así que las expectativas son súper altas y tenemos ganas de entregarlo todo para hacerlo muy bien. La idea es llenar los 35 minutos que tenemos de pura energía.


-Hace unos meses se presentaron en la Cumbre del Rock chileno, donde tuvieron un cálido recibimiento por parte del público. ¿Fue quizás un apronte a su presentación en México?
-Nosotros teníamos algunas expectativas sobre el "Vive" antes de presentarnos en La Cumbre, ya nos habían comentado que había una posibilidad, pero no podíamos hablar mucho porque era sólo eso. Nosotros nos subimos al escenario pensando que era lo más grande que habíamos hecho, con mucha energía. No nos habían recibido nunca tan bien en Chile, había cuatro mil personas que empezaron a saltar y a corear las canciones después de 15 minutos. Fue súper gratificante, porque no había pasado algo así todavía, fue fantástico. Acto seguido, a los dos días, nos confirman en el Vive Latino, así que fue como un apronte.


Pese a su positiva participación en esta cita, la banda aún no ha logrado las cuotas de reconocimiento esperadas en el público nacional, lo que no escapa a las percepciones del vocalista. José Miguel comenta que esta situación en parte se explica porque, en sus palabras, en Chile se da mayor preferencia a los artistas extranjeros y "de moda", "pese al cambio generacional que está produciendo más consumo de la música chilena".

Ferrera además reconoce que el camino de Aiken no ha sido miel sobre hojuelas: actualmente trabajan de manera independiente, lo que ha hecho más difícil la tarea, y en 2011 tres de los cinco integrantes dejaron la banda, quedando sólo él y su hermano como sostenes de la agrupación.


"Fue bien fuerte, porque estuvimos tres años juntos, y ellos decidieron tomar rumbos dispares. Esto te muestra que esta pelea no es para todo el mundo, puedes tener una estrella tremenda, ser un gran ejecutante o tener muchas horas de estudio, pero si no tienes aguante maratonista estás perdido", comenta José Miguel.


Luego llegaron tres nuevos miembros a la agrupación, y según su frontman su arribo "sirvió también para renovar interna de la energía de la banda y a niveles personales. Después lo que vino claramente fue un despegue, del año pasado hasta ahora ha sido una seguidilla de cosechar cosas que sembramos en el pasado".


Discurso optimista


Aiken se autodefine como una banda de "rock energético", y según José Miguel, la declaración de principios de la agrupación apunta a "ver siempre el vaso medio lleno", y ofrecer un discurso optimista al público. Ferrera comenta que las líricas de la banda representan fielmente "su visión de las cosas", y comenta que no pretenden música que hable de descontento o resentimiento.


"El norte de la banda no va por el lado de la queja, o del por qué no nos escuchan a nosotros. Ese es nuestro discurso, porque para hablar sobre el vaso medio vacío hay miles de exponentes mejores que nosotros", asegura.

-¿De dónde viene este epíteto de "rock energético"? 
-Es una chapa que nace de los propios fans, que quedaban hiperventilados después de cada concierto. "Quiero carretear, pasarlo bien, como que quedé con las revoluciones arriba", nos decían. Eso fue como una interpretación nuestra, y yo dije si Sinergia es rock pajarito por qué nosotros no podemos ser rock energético. La gente queda con mucha energía después de lo que hacemos, y eso nos gusta. 

Ferrera añade que las dificultades que la banda ha atravesado, más que detener su marcha, los motivan aún más a entregar este mensaje  en su música.


"Ese es el mensaje que queremos entregar: párate, despierta, está en ti, y la prueba está en la banda que está en frente, cinco años trabajando sin dar el brazo a torcer, con mil puertas que se abren y si una ventana lo hace, métete de una", afirma.


-¿Buscan a futuro de alguna forma hacerse más transversales, llegar a más gente con su discurso?
-No sé si busquemos posicionarnos como una banda de gran fama, sino que más bien queremos llegar a la gente directo, con un discurso que los apoye, que los ayude de verdad. A ellos les gusta lo que hacemos, porque empiezan a tomar su vida con sus propias manos, y eso nos alegra mucho. A la banda en particular no le han regalado nunca nada, hemos trabajado independientes y a pulso del día uno hasta ahora que estamos en Vive Latino.


Además de su participación en el festival, Aiken tiene agendadas cuatro presentaciones en tierras mexicanas. Luego, la banda volverá al país para realizar más shows en tierras nacionales, y a mediados de año visitarán Perú en la continuación del Tour American Rockers. José Miguel Ferrera comenta que tienen planes de lanzar material nuevo a fin de año, el que podría estar producido por Kevin Martin, vocalista de Candlebox, aunque aún sin nada en concreto.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas