La pesada sombra sobre el ex cantante de Chichi Peralta

El artista dominicano ya es figura en Centroamérica y el Caribe, y hoy busca expandir su obra hacia el cono sur. Sin embargo, una gran mochila carga contra esas intenciones: El líder de su antigua agrupación aparece con diversas trabas, y la gente lo confunde con él, pese a que los éxitos que imprimieron juntos no sólo llevan su voz, sino también su firma. La tenacidad y el absurdo se mezclan en esta historia.

30 de Marzo de 2013 | 12:47 |

"Esto de Chichi tiene una cierta controversia. No sé siquiera si utilizar el nombre de la persona. Hace poco llegó a la oficina que trabaja la promoción en Chile una notificación, diciéndonos que no podíamos usar su nombre. Entonces, para no animar la controversia, voy a tener que referirme a 'la antigua agrupación en que participaba' ".

Suena casi ilógico, pero la cita bien refleja cuan tirantes están actualmente las cosas entre Chichi Peralta, el percusionista dominicano cuya agrupación popularizó temas como "Procura" y "Amor narcótico", y Jandy Feliz, responsable del anterior párrafo y quien ofició como cantante en ese grupo.

"Tú sabes que cuando hay una salida de un artista en una agrupación conocida, se generan muchas noticias, no todas son verdad, pero es parte del medio artístico. Yo lo visité hace un par de años, hablé con él, y pensé que todo quedó en un ambiente de colaboración", cuenta Feliz.

Pero no fue así, y hoy al cantante le vuelve a quedar en claro, mientras busca expandir al cono sur del continente el éxito que ya cosecha en Centroamérica y el Caribe. Porque la relación con su ex compañero —y de paso su propio camino artístico— fue particular desde un principio. Primero, porque hasta el día de hoy pocos saben que Chichi Peralta no era el de al frente en el escenario, sino el que estaba en un costado, tras las percusiones, y que tampoco era el que cantaba los temas. Es más, ni siquiera fue quien escribió los dos más grandes éxitos de su propia agrupación. Todo eso lo hizo Jandy Feliz.

"Es que en el inicio el grupo se iba a llamar Son Familia, ése era el propósito, lo que se pensaba que iba a pasar, pero cuando se fue conformando todo, surgió ese nombre y se inició toda una confusión, que estuvo en todos los lugares. Muchas veces yo voy por la calle y me llaman por el nombre de esa persona (Peralta), pero no es lo que yo quiero. Lo he tratado de aclarar todo este tiempo, pero hay muchas personas que todavía tienen esa confusión", cuenta casi resignado.

Por eso es que en estos días realiza un trabajo de promoción intenso, con el objetivo de sacarse la mochila de su anterior proyecto, y entrar con propios bríos en los mercados que hoy busca conquistar, Chile incluido. La fórmula para eso es en buena medida la que cultivó junto a Peralta, pero con nuevos códigos, anclados firmemente en esa denominación que parece seudónimo, pero que en realidad es su verdadero apellido: Feliz.

"La música que hago es eso, es una fiesta. Siempre son fusiones, la filosofía de mi música es la relación de culturas, que los pueblos y sus gentes pueden relacionarse. (...) Es fusión, relación con toda la música del mundo. En origen son géneros básicamente caribeños, como el merengue, la bachata y el son. A partir de esa base mi fusión puede incluir salsa, vallenato, cumbia, cualquier tipo de música", explica.

De ese tono es "Métete", el single que hoy presenta el dominicano, quien desde que inició su carrera como solista ha sido nominado a premios como el Grammy Latino, Lo Nuestro y hasta el Gardel de Argentina, también por su trabajo como compositor (es el responsable de temas como "Tu boca", popularizado por Chayanne).

Y en sus presentaciones, por cierto, incluye también "Amor narcótico" y "Procura", entre otros éxitos. "Si alguien no puede cantar esas canciones en sus shows, es cualquier persona menos yo, porque son mías. El único que puede prohibir la difusión de esas canciones soy yo", dice a propósito de la controversia.

-No terminaron bien las cosas con Chichi Peralta, Jandy...
-Mi salida de la antigua agrupación... ¡Jaja! Parece un poco tonto que no pueda mencionar el nombre, ¿verdad? Creo que no es legal, pero igual... La razón fue básicamente de trabajo, no hubo una razón personal, una discusión, no es parte de mi estilo ni del estilo de esa persona. Fue una situación de trabajo, yo tengo una familia que debo mantener, y cuando tú estás en un trabajo que no representa tu estabilidad económica y emocional, aspiras a uno que te la dé, a ti y a tu familia.

-Tal vez él no quedó muy bien, entonces, puede estar molesto con que te hayas ido...
-Eso parece ser. Pensé que habíamos quedado en un ambiente de colaboración, pero hace poco fui a hacer un evento benéfico en Ecuador, y una chica en Twitter puso que iba a un evento con esa persona. Y se levantó una controversia, dijeron que yo usaba su nombre, que lo hacía a propósito. Imagínate. A mí no me interesa vender el nombre de otro que no sea yo, menos en una actividad benéfica. Parece ser que hay una espinita, y espero se subsane, pero por ahora prefiero no alimentar la controversia.

-Con toda esta carga, ¿te ha costado trabajar tu carrera?
-Ha sido bien difícil. Es como un eslogan, un cliché que se le ha pegado a la gente. Yo entiendo eso, es algo con lo que tengo que lidiar, en realidad no me molesta. De alguna manera he aprendido a manejarme con bajo perfil, sin ambición desmedida. Pero a él parece ser que le molesta, y este trabajo que estamos haciendo busca que cada vez se aclare más que yo no soy él. Que yo fui el cantante y compositor de esas canciones, pero que no soy él.

-¿Tienes planes de venir a Chile?
-Sí, pronto. Yo recuerdo con mucho cariño cuando estuvimos con mi anterior agrupación en Viña del Mar (1999). Entonces sólo se daba la Gaviota de Plata, no había antorcha de oro ni nada de eso. O te ibas con la Gaviota o te ibas sin nada. ¡Y a nosotros el público nos dio la Gaviota a la tercera canción! Hasta el animador decía "¡cómo es posible!". Me he quedado con ese recuerdo de Chile, y creo que a mediados de este año iré. Me dará mucha alegría volver a pisar esa tierra.

-Pero esa Gaviota la debe tener Chichi Peralta, así es que vas a tener que venir por la tuya...
-¡Jaja! ¡De todas maneras!

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas