La elipse del Parque O'Higgins se entrega al baile en la tarde de Lollapalooza

Los irlandeses Two Door Cinema Club lograron reunir a miles de personas en torno a su rock de pista, tras la buena acogida que consiguieron Of Monsters and Men.

07 de Abril de 2013 | 10:44 | Por Sebastián Cerda y Francisca González, Emol

SANTIAGO.- En su corta historia en Chile, ya hay algo a lo que Lollapalooza (ver especial) nos tiene sanamente acostumbrados: descubrir a esos nombres que comienzan a escalar posiciones en el mundo indie, y que en este escenario terminan por clavar la bandera en suelo local, tras una pretemporada de escalada en iPods.


Son varios los que apuntan a repetir esa historia este año, pero al menos con algunos ya está claro que resultó: Es el caso de Two Door Cinema Club, quienes lograron entusiasmar a cerca de siete mil personas a los pies del Claro Stage, y a otros tantos que los siguieron desde las zonas de césped, sectores vip o en la infinidad de stands esponsoreados que pueblan la elipse del Parque O'Higgins y sus alrededores.


Los de Irlanda del Norte se pasearon por buena parte de los temas que integran su escueta discografía, donde apenas figuran los títulos Tourist History (2010) y Beacon (2012). Sin embargo, eso fue más que suficiente para encender al público, que bailó bajo el sol al ritmo de piezas como "Sun" y "Wake up", entre otras que desde las guitarras apuntan directamente a la pista de baile.


Donde también ha habido fiesta ha sido en la Arena Movistar. Allí, y quizás contra todo pronóstico, DJ Marky logró reunir a cerca de cinco mil personas, que se entregaron a una sesión catártica de baile masivo, a ritmo de electrónica. La fórmula estuvo en diversas arenas de esa gran familia de géneros, entre ellos drum n'bass, infalible a la hora de sacudir a quienes progresivamente llegan al anfiteatro en ánimo de pasarlo bien.


A esta hora, ya son más de 30 mil personas las que circulan por los distintos rincones y escenarios del Parque O'Higgins, aunque se espera que esa cifra se haya duplicado al final de la jornada.

Y en el otro extremo...

"Usted son increíbles" decía en el otro extremo del Parque O'Higgins Brittany Howard en el debut de su banda, Alabama Shakes, en el país. El grupo estadounidense tocó por 45 minutos la mayor parte de su disco debut, "Boys and Girls", lanzado el año pasado.


Aunque este conjunto se dio a conocer hace poco en Chile, tuvo una alta y entusiasta convocatoria durante  su show. La buena recepción fue agradecida en reiteradas oportunidades por la cantante, actitud que generó simpatía en la audiencia.


Una buena acogida tuvo también la banda nacional Sinergia con un espectáculo familiar en Kidzapalooza. El grupo encabezado por Don Rorro diseñó una puesta en escena en que la narración de un locutor conectaba las canciones entre sí, a través de la historia de un personaje llamado Alfonso. De este modo, "Todos me deben plata" luego se relacionaba con "Mujer robusta" y otros éxitos de la banda. Los acompañó el cantante de 14 años MC Billeta, quien estuvo el año pasado en el mismo escenario.


El caos que dejó 31 Minutos en la edición anterior de  Kidzapalooza motivó a la organización a aumentar el espacio destinado a los niños, una decisión acertada que ahora permitió  acoger sin problemas al público.


Por otra parte, la banda australiana The Temper Trap ejecutó una puesta en escena muy cercana a la audiencia . El vocalista, Dougy Mandagi, hizo gala de su carisma como frontman e hizo bailar a las más de cuatro mil personas que se congregaron en su escenario, e incluso terminó el show bajándose de allí para saludar a sus fanáticos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores