Ernesto Díaz detalla el frenético proceso creativo de "Tráiganme la cabeza de la mujer metralleta"

El director de "Mirageman" estrenará el próximo jueves su nueva cinta, rodada con bajo presupuesto y en sólo dos semanas. "Por los recursos no podías repetir las escenas", explica el cineasta sobre su última odisea.

18 de Mayo de 2013 | 13:29 | Por Francisca González C

SANTIAGO.-  El primer proyecto de Ernesto Díaz Espinoza tras "Mandrill" debía ser  "Santiago Violeta". Al menos eso era lo que estaba estipulado en sus planes hace tres años, pero las cosas resultaron de manera diferente.

Problemas en el financiamiento de la película lo llevaron a aplazar la historia protagonizada por Matías Oviedo y a terminar rodando una nueva cinta, de bajo presupuesto, junto al mismo actor. Fue así como casi sin querer la dupla terminó dando paso a "Tráiganme la cabeza de la mujer metralleta", que este jueves se estrenará en 18 salas de cine a nivel nacional.

El guión de Díaz sigue a Santiago (Oviedo), un joven tímido que vive con su madre, es fanático de los videojuegos y trabaja como DJ en una tanguería capitalina bajo el mandato del argentino Che Longana (Jorge Alis), quien está ligado intensamente a los bajos mundos. Por accidente, Santiago se entera de que su jefe contratará a alguien para que mate a su ex pareja, la asesina a sueldo "Mujer metralleta" (Fernanda Urrejola). Las circunstancias lo llevan a alzarse como candidato ideal para terminar con la vida de la peligrosa mujer, quien no sólo es letal: También es muy atractiva.

La película fue grabada en sólo doce días, durante dos semanas. "Era lo que teníamos", dice Díaz Espinoza a Emol sobre el frenético rodaje de la producción. "Es una manera de sobrevivir en el medio local. O la haces así o no haces la película. Si nos quedamos esperando conseguir millones y millones, la cosa se queda ahí", afirma.

"Es un desafío, hubo una planificación para poder lograrlo y hay un factor súper importante que es la calidad de los actores, porque por los recursos no podías repetir las escenas", añade el director, quien con esta película intenta crear un nicho para el "exploitation", (o más bien latin exploitation para Díaz), formato de bajo presupuesto que nació hace más de 50 años y que indaga en la violencia, la sexualidad y los excesos.

La cuarta película del realizador se exhibirá a nivel comercial en el país tras debutar el año pasado en el Festival de Valdivia, y de proyectarse con éxito en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI) en abril, experiencia que al director dejó muy conforme, porque le demostró que sus obras pueden ser disfrutadas por audiencias extranjeras. "A veces uno siente que la película puede ser muy local. Yo siempre pienso en público chileno, la hago para Chile, con todos los chilenismos, que es parte de mi propuesta, e igual funciona afuera, y eso es súper gratificante", afirma.

"Tráiganme la cabeza de la mujer metralleta" hace guiños al cine de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, dos de los cineastas que inspiran la carrera del chileno. "Son mis mentores", dice Díaz. "Yo me dediqué a esto porque vi 'Pulp Fiction' y leí el libro de Rodríguez 'Rebelde sin pasta', en que cuenta cómo hizo 'El Mariachi' sin plata. Y esas fueron dos de las razones por las que me dediqué al cine, porque me di cuenta de que era posible, y Tarantino ha demostrado ser un autor que no dependía de grandes efectos especiales, sino que de un buen guión y de buenos personajes", dice sobre los elementos que admira, y que él mismo ha explorado desde que inició su carrera hace más de siete años con "Kiltro".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores