"Los Pitufos 2" se estrenará esta semana con el desafío de equiparar la taquilla de su antecesora

El jueves debutará la secuela de la exitosa película protagonizada por Neil Patrick Harris. La primera parte dejó la vara alta: ingresos por 563 millones de dólares.

27 de Julio de 2013 | 15:18 | Emol

SANTIAGO.-  El éxito que logró la película "Los pitufos" hace tres años no era esperado por ninguno de sus dos actores principales. Ni el protagonista Neil Patrick Harris ("How I Meet Your Mother"),  ni el villano Hank Azaria ("Friends") pronosticaron que la producción se iba a convertir en un fenómeno de taquilla  y que recaudaría 563 millones de dólares. Sí creían que atraería al público, pero el resultado superó sus expectativas.

Tres años más tarde la dupla vuelve a reunirse en la secuela que se estrenará el próximo jueves en los cines nacionales, con el desafío de volver a generar un alto interés en la audiencia. Para lograrlo, la historia ahora llevará a Gargamel  a Europa, donde intentará convertirse en el hechicero más poderoso del mundo a través de la captura de los pitufos.

"Es una película inteligente y no consiste en un solo argumento", dice Harris, quien explica que en esta segunda parte no sólo se muestra el intento de Gargamel por apoderarse de los personajes azules mediante la creación de unos secuaces (los traviesos), sino que también el conflicto de su personaje, Patrick Winslow, con su padre adoptivo, interpretado por el actor irlandés Brendan Gleeson.

"Siempre hay una historia pitufa y también está la trama humana; Patrick por lo general se involucra más en la historia humana, mientras Hank participa más en el argumento pitufo como Gargamel. En la primera película Patrick se sentía preocupado acerca de ser un buen hombre, un buen padre, un buen empresario y cómo combinar todo eso. Tenía una lucha interna y Papá Pitufo lo ayudó a darse cuenta de que sería un buen padre. En la segunda ya es un excelente papá, tiene un hijo al que ama y sigue felizmente casado con Grace (Jayma Mays), pero considera que su padrastro es una enorme molestia. Siempre causa problemas. Es una pesadilla", apunta.

El villano interpretado por Hank Azaria esta vez logra secuestrar a Pitufina y provocar en ella un dilema: ¿Debe estar agradecida porque él la creó, o esto da lo mismo? “Pitufina reflexiona acerca de Gargamel y se pregunta si le pertenece porque la creó, o si pertenece a los Pitufos que la aman”, afirma el actor, quien añade que esto genera un "interesante paralelo" con su personaje.

"Patrick se pregunta si el padre que lo engendró es realmente su papá, o si puede ser Victor (Gleeson), que amó a su madre y lo quiere a él también. Ambos tienen este trayecto y son temas esenciales para que los aborde cualquier persona. Son conceptos universales para los niños que se podrían preguntar por qué tienen más de un papá o por qué los crían personas que no son sus padres. Y los adultos se pueden identificar con esto también, fue una jugada inteligente que los escritores integren ideas globales y profundas en una película familiar", asegura.

Así como la película instala la problemática del bien y el mal en los personajes, también mantiene el humor que caracteriza al torpe villano. "La mayoría de los momentos divertidos de Gargamel son bufonadas.  Es verbalmente divertido en ocasiones", afirma Azaria sobre su papel.

"En la película, Gargamel tiene a estas dos criaturas llamadas los Traviesos que él creó y es un padre estresado con ellos. Está cansado de cuidarlos y también de su mala educación, y como padre me puedo relacionar con eso.  Y luego está la relación marital con el gato.  Discute continuamente con el gato, considero eso muy divertido", explica sobre el curioso lazo que tiene el personaje con la única criatura que lo tolera.

Esta cinta es la segunda entrega de una trilogía que será cerrada en 2015.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores