Right Thoughts, Right Words, Right Action

A cuatro años de su anterior entrega, el grupo escocés regresa con un trabajo que amplía el recorrido por su propio territorio, pero sin llegar a cruzar la frontera. Los fans pueden estar tranquilos: En este cuarto disco, los hombres de "Take me out" dan exactamente lo que de ellos se espera.

29 de Agosto de 2013 | 08:29 |

De cara a un nuevo disco, hay grupos de los que siempre se espera que entreguen algo en concreto, y no necesariamente que experimenten o que sorprendan con un sonido nuevo. Si es que esa última consecuencia pudiera llegar a producirse, quienes los siguen con más o menos entusiasmo en general ponen sus fichas en un single demoledor, más que en una apuesta rupturista.


De alguna manera, Franz Ferdinand ha hecho méritos para jugar bajo esas reglas. En tres discos de una carrera ascendente y sólida ha logrado establecer un lenguaje propio, que oscila entre los códigos del indie y de la industria, y que aborda sólo con pequeños ajustes entre un trabajo y otro. Un poco más de apoyo electrónico, un poco menos de baile, uno que otro atrevimiento y sería. ¿Algo que cuestionar? Para nada, mientras primen la buena factura y las buenas canciones. Y en eso, Alex Kapranos y compañía ya son duchos.


Si tres discos ya daban cuenta de ello, un cuarto ahora se suma a la saga. Right Thoughts, Right Words, Right Action entrega todo lo que un seguidor del grupo escocés esperaría: Buenas canciones pop en envase indie, fuerte ascendencia sesentera y británica, muchas cuerdas, dosis de baile y líneas melódicas recordables a la primera. Todos son elementos esenciales dentro del territorio Ferdinand, que la banda esta vez recorre con mayor amplitud, pero sin nunca salirse de sus fronteras.


La largada es también el single de presentación, "Right action", y cumple con lo que se espera de un buen corte promocional timbrado por los escoceses: Desde una matriz vintage fluye ritmo como para mover al menos la patita sin gran resistencia, y corear con entusiasmo cuando la ocasión en vivo se presente. El detalle es el final, nuevamente con un clímax que culmina en corte abrupto, y que a estas alturas ya empieza a tomar olor a cliché en el stock de soluciones del cuarteto. "Bullet" y "Love illumination" se mantienen en esta línea, aunque la primera con mayor espíritu garage, hasta elevarse en una fiesta frenética de lejana inspiración punk. La segunda, en tanto, acude a las tonalidades más habituales del grupo, ahora con bronces ocupando el lugar que en discos anteriores pudo haber sido para arreglos electrónicos.


Dentro de esos códigos, "Treason! Animals" prueba con nuevas formas de encajar guitarras, teclados y voces, aunque es "Stand on the horizon" la que llega más lejos: En uno de los cortes más luminosos del disco, los escoceses amplían el abanico de posibilidades, hasta configurar un tema versátil y de momentos diversos.


No sorprende demasiado Franz Ferdinand en este nuevo disco. Sin mazazos tipo "Take me out" o "Do you want to" dando vueltas por ahí, en Right Thoughts, Right Words, Right Action el grupo de todos modos se las arregla para dar exactamente lo que de ellos se espera. La diferencia está en que, cuando hablamos de los escoceses, eso no puede ser otra cosa que una buena noticia.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas