Lanzan "El Factor Q", la novela que reactiva al thriller "hecho en Chile"

Antiguos misterios e intrigas de alcance internacional son sólo algunos de los elementos que encierran las páginas de este libro escrito por el debutante Juan Carlos Dörr, que se presenta el viernes en la FILSA.

06 de Noviembre de 2013 | 16:50 | Por Alberto Rojas, Emol

''El factor Q'' marca el debut en las letras del abogado Juan Carlos Dörr.

Planeta

SANTIAGO.- La vida del cirujano oncólogo John Feller transcurre sin mayores sobresaltos en Santiago, entre su consulta y las clases que imparte en la universidad. Sin embargo, todo su mundo se ve trastocado cuando su aparentemente inofensiva investigación sobre unos documentos de su abuelo, se cruza con el extraño robo de un fósil desde el Museo de Historia Natural de Londres.

Éste es el punto de arranque de "El Factor Q" (Planeta, $15.900), la primera novela del abogado Juan Carlos Dörr. Un thriller "Hecho en Chile" con alcance mundial, que en su trama combina elementos históricos, científicos y mitológicos dentro de una conspiración en torno a los primeros humanos del mundo.

"Siempre me ha gustado escribir. Hace cuatro años tuve un cáncer a la tiroides que me mantuvo fuera de mi trabajo por casi dos meses, tiempo que me sirvió para poner en orden una serie de ideas que tenía rezagadas; entre ellas, escribir una novela de carácter épico", afirma su autor.

La presentación oficial de "El Factor Q" será este viernes 8 de noviembre, a las 20:00 horas, en la Feria Internacional del Libro de Santiago.

-¿De qué manera se fue gestando este libro?
-No quería que la trama estuviera desligada de nuestra realidad. Por otro lado, no quería buscar inspiración en una historia que tuviera elementos nórdicos o sajones, como la mayoría de las obras del género. Entonces miré a África. Como toda historia de mitología que aborda el origen del hombre, me hice la pregunta sobre cómo integrar el mito sobre la génesis de nuestra cultura con lo que —gracias a la ciencia— sabemos acerca del origen del hombre. Pero como además desde niño he tenido gran afición por la ciencia, y en particular por la física, quise crear una trama con la pretensión de ser científicamente verosímil, y por eso en la obra hay algo de ciencia. Como tampoco podía existir verosimilitud sin apego a ciertos eventos históricos que son rastreables, la novela integra una serie de acontecimientos reales. Con eso, ya estaban todos los ingredientes.

-¿Cómo fue el proceso de investigación previo a sentarte a escribir?
-La información y conocimientos me fueron llegando de a poco. Las lecturas sobre temas científicos e históricos desde joven y viajes por el mundo me sirvieron de punto de partida. De hecho, años atrás viví en Londres, y entonces se fraguó la idea de usar el Museo de Historia Natural y un fósil como elementos de una obra de ficción. Una de las inspiraciones más importantes para darle forma al libro fueron algunos viajes a caballo que realicé por la Patagonia de Seno Skyring, y luego por el corazón de la cordillera de Los Andes, desde Curicó hasta Pucón. Vi lugares asombrosos completamente deshabitados y pude percibir el contenido épico de nuestro paisaje. La otra parte del proceso creativo se lo llevó el estudio: Decenas de libros y centenares de horas en internet.

-¿Chile se presta para tramas de suspenso de alcance internacional?
-De todas maneras.  Su paisaje —prácticamente deshabitado, al menos en la cordillera y hacia sus extremos norte y sur— y el hecho de que sea un territorio que se forjó en parte con la historia de inmigrantes venidos de distintos lugares del mundo, unido al innegable encanto y misterio de las culturas ancestrales de esta tierra, hacen de nuestro país un escenario perfecto para ambientar novelas de suspenso que atraviesen el ámbito de nuestras fronteras.

-¿Qué autores sientes que te han influenciado?
-Jorge Luis Borges y Umberto Eco son autores capitales para mí. Lo fue también Tolkien en mi juventud. Pero más antiguos que ellos, también hay inspiradores innegables: no puedo omitir a Homero y a Dante. "La Odisea" y "La Divina Comedia" son una escuela que va mucho más allá de su estilo, que hoy puede parecer difícil de asimilar. La manera como esas obras abordan el concepto del viaje y la transformación que éste provoca en el espíritu del viajero, es relevante a la hora de trabajar el viaje que planteo en mi novela.

-¿Y ya tienes planes para una nueva novela?
-Si bien "El Factor Q" se lee como una obra independiente, deja abierto el interés en el lector por saber qué pasa más allá. En ese sentido, es parte de una historia más larga que se va abriendo a nuevas aristas y complejidades. Vamos a ver cómo es la recepción del público, si los lectores quieren ahondar más, si existe esa curiosidad. Mi interés, de todos modos, es trabajar por satisfacer esa curiosidad. De hecho, la historia ya está en mi cabeza y las grandes líneas están trazadas.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores