La fórmula de Los Vásquez para la canción protesta: "Es mejor hacer algo oreja, prendido"

El dúo coihaiquino estrena "Me vuelvo loco", canción que se aleja de las letras de amor para adentrarse en la crítica social. "No hay que hacerse los sordos con estos problemas", dicen los reyes del pop cebolla. Ve el video aquí.

25 de Septiembre de 2014 | 13:08 | Por Sebastián Cerda, Emol

Padre de Los Vásquez protagoniza el video de ''Me vuelvo loco''

SANTIAGO.- Hace dos años, entre la publicación de su primer y su segundo disco, el exitoso dúo nacional Los Vásquez decidió vivir el paréntesis sacando a la luz el single "Basta". La pieza ya no hablaba de amores como los plasmados en "Juana María" o "Miénteme una vez", sino que ponía una cumbia de guitarra y acordeón al servicio de la crítica contra las inconsistencias del sistema. La recepción, por primera vez, fue diversa.

"Algunos nos decían 'chiquillos, para qué se meten en esto, ustedes tienen que cantarle al amor y al desamor, no se metan en política' ", cuenta Enzo Vásquez. Sin embargo, siguieron adelante, no sólo porque la de esa postura fue una fracción minoritaria de fans. Además, el dúo está convencido de que desde las corrientes más populares igualmente "no hay que hacerse los sordos con estos problemas. Si al final todos vamos a comprar el pan, las verduras, y vemos que han subido".

En esa línea, este lado B en el repertorio vasquino desde hoy se ve extendido con "Me vuelvo loco", último sencillo de su disco De sur a norte, en el que a ritmo de corrido cuentan las desventuras de un hombre agobiado por las deudas, la extensa jornada laboral, y por un sueldo que apenas le alcanza.

La historia podría ser la de un chileno medio, y ampliar el lado más contestatario en el repertorio de Los Vásquez (reconocidos por su adhesión a movimientos como "Patagonia sin represas"). Pero hay un factor que hace de éste un tema aún más especial para la dupla que completa Ítalo Vásquez: Quien lo inspira es su propio padre, Ignacio.

"Nosotros crecimos viendo que se sacaba la cresta, que se tuvo que endeudar, salir temprano, y ésa es la realidad de la mayoría: Trabajas mucho, las lucas no te alcanzan a fin de mes, empiezas a endeudarte y caes en un círculo que en algún momento te llega a volver loco. Y nuestro viejo protagoniza el videoclip, está en su propia canción, así es que le tenemos un cariño especial", cuenta Enzo.

-Estamos habituados a escuchar letras críticas desde mundos como el folclor o el hip hop, pero no desde vertientes más populares. ¿Les parece que la protesta tal vez llegue mejor si viene con baile?
-Yo creo que sí. Con "Basta" ya nos pasó algo muy lindo, la gente nos decía "qué onda esta canción; no me gusta la cumbia, pero esta letra me encanta". Yo creo que no hay que hacer estas diferencias, y poder impregnar estas melodías también con esas temáticas. Yo encuentro que es mejor hacer algo oreja, prendido, fiestero, porque al final las marchas de las que nos hemos podido empapar, son verdaderas fiestas. Nosotros lo que mejor sabemos hacer es el pop cebolla, así es que pescamos estás temáticas y las metimos en nuestro ritmo. Creo que se está abriendo el abanico.

-Ustedes hacen una crítica general en el tema, pero hay un verso que es al hueso: "Sigue el chancho mal pelado, no hay solución si el que legisla no es honrado". Es una crítica directa a los parlamentarios...
-Sí, ellos son foco de disgusto para muchos. Tú ves que se suben los sueldos, y que a la hora de debatir las leyes se empiezan a pagar favores políticos. Y han sido siempre los mismos compadres sentados en el Parlamento. La política y los partidos están muy desacreditados; muchos predican algo de la boca para afuera, pero a la hora de debatir leyes se hacen los tontos y las tontas. Ese pensamiento, "si el que legisla no es honrado", lo tiene mucha gente.

Solís sí, festivales no

Que las cosas son como "Me vuelvo loco" plantea, es algo que Los Vásquez dicen haber podido comprobar en sus diversas giras por todo Chile. Y no son palabras al viento de un artista promedio: Efectivamente la dupla recorre el país de manera permanente, con una masividad que crece viaje tras viaje.

Un botón de muestra de su alcance está en las presentaciones que realizarán en octubre con Marco Antonio Solís, y que de una jornada en Movistar Arena pasaron a dos, el 22 y 24 de ese mes. La cita no es cualquiera para los hermanos, reivindicadores insignes de la música "cebolla", género en el cual el mexicano es verdadero patrono.

"Es un referente. En el sur se escucha mucho, junto a otros mexicanos como Juan Gabriel, y nosotros aprendimos cantando sus canciones en las fiestas. Marco Antonio Solís, junto con algunos chilenos que han cultivado la música cebolla, son las corrientes que han formado nuestra música, lo que escuchábamos desde chicos. Estar con él nos llena de orgullo", afirma Enzo Vásquez.

Luego de eso, vendrá otra cita masiva en la capital, cuando el 7 de diciembre se junten con Álex Ubago y Río Roma en el Parque Padre Hurtado de La Reina, en pleno barrio alto. "Tal vez allá no tenemos tanta llegada como en otros lugares, pero lo bueno que tiene el pop cebolla es que ha sido transversal a todos los ámbitos, y allá también debe haber pop cebolleros y pop cebolleras", confía el acordeonista.

Donde sí están seguros de que no se los verá muy pronto es en el Festival de Viña del Mar, como han dicho en reiteradas ocasiones. Pero no sólo allí, sino en cualquier certamen televisado, incluido el folclórico Olmué. "La política de nosotros es más que nada alejarnos de la televisión. En realidad no tenemos nada en contra de Viña, pero al final se transformó en un programa. Y lo mismo ocurre con Olmué, y otros festivales como Antofagasta, Iquique o Tierra Amarilla, de donde también nos han llamado", asegura el músico.

-Lo que ustedes rechazan, es precisamente lo que otros artistas valoran: La oportunidad de que gracias a la televisión los vea cuanta gente sea posible...
-Es verdad, para los artistas que quieran ser divulgados, la televisión va de la mano. Pero nuestra política es ir tranquilos por las piedras, no nos gusta la sobrexposición, somos personajes más radiales que televisivos, y así nos ha resultado bien en estos cuatro años. Los artistas que quieren estar en televisión, está bien, no hay ningún problema con eso. Sólo que nosotros somos más quitados de bulla, vamos más despacio.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores