EmolTV

Director iraní no pudo recibir Oso de Oro por "Taxi" porque tiene prohibido salir de su país

Jafar Panahi fue condenado en 2010 a 20 años de inhabilitación para hacer cine, dar entrevistas o salir de Irán.

15 de Febrero de 2015 | 11:16 | Emol

Hana Saeidi, sobrina del director iraní reciendo el Oso de Oro a la mejor película de la Berlinale por ''Taxi''.

EFE

BERLIN.- El director iraní Jafar Panahi de 54 años fue el gran ausente en Berlinale, que premió a su película "Taxi" como la mejor del prestigioso Festival de Cine de la ciudad de Berlín.


El realizador está bajo arresto domiciliario desde julio de 2009. Como tiene prohibido abandonar Irán, no pudo recoger su Oso de Oro y estuvo representado en la gala por su esposa y su sobrina Hana Saeidi encargada de recoger el galardón e incapaz, entre lágrimas, de articular palabra.


De todas formas el cineasta logró hacer llegar a los premios alemanes una carta en cual expresaba que “Soy un cineasta. No sé hacer otra cosa más que hacer películas. Nada puede impedírmelo. Y cuanto más me han empujado a los rincones más alejados, más he conectado con mi interior. El cine como arte se ha convertido en mi principal preocupación. Y seguiré haciendo películas para sentirme vivo”.


Panahi pasó 88 días en la cárcel en 2010 hasta que la presión internacional logró su liberación; pero en diciembre de ese año un tribunal lo condenó a 20 años de inhabilitación para hacer cine, dar entrevistas o salir de Irán. Su delito: “actuar contra la seguridad nacional y hacer propaganda contra el Estado”, según indica el diario El País de España.


El director de la cinta chilena "El club", Pablo Larraín, Oso de Plata Gran Premio del Jurado en la 65 edición de la Berlinale, subrayó que el cine puede "realmente ser considerado algo peligroso" por algunos, al referirse al gran ausente de la gala.


El jurado que presidió Darren Aronofsky quiso premiar el "amor al cine" demostrado por Panahi al conseguir sacar adelante "Taxi" pese a que le está prohibido ejercer su trabajo.


El cineasta iraní se hace pasar por taxista para recorrer las calles de Teherán en este filme que, como ya sucedió hace tres años con la premiada "Closed Courtain", tampoco pudo presentar ni festejar en persona.


Irán vuelve así a reinar en el palmarés de la Berlinale apenas cuatro años después de que Asghar Farhadi se llevara el Oso de Oro por "Nader y Simin.


 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores