Con gaviotas entregadas por su hijo, Nicole puso fin a 19 años de espera en Viña

Luego de que en 1996 abandonara el escenario con las manos vacías, la cantante tuvo su revancha esta noche en la Quinta Vergara, donde desplegó un recorrido por sus principales éxitos.

25 de Febrero de 2015 | 02:37 | Por Sebastián Cerda, enviado especial a Viña del Mar

La Quinta: Los mexicanos prendieron la tercera noche festivalera

VIÑA DEL MAR.- Había dicho que no venía con ánimo de revancha, que ya estaba atrás ese incidente de 1996, cuando no le entregaron un galardón que entonces no se negaba a nadie, y que llevó a archivar esa página con un aire de tarea inconclusa, o incluso de injusticia.


Pero lo cierto es que a 19 años de su primer y hasta ahora único paso por el Festival de Viña del Mar, Nicole finalmente podrá llevarse de este escenario un recuerdo que no requiere de interpretaciones para guardar en el lado más colorido del álbum.


Fueron gaviotas de Plata y de Oro las que cosechó la artista en su segundo paso por la Quinta Vergara, aunque esa última con historia agregada: Porque además de ser pedida claramente por el público (algo que a estas alturas ya es digno de resaltar en este evento) fue entregada por sus propios marido e hijo, Sergio y León Lagos, por petición expresa de Rafael Araneda.


El actual animador del certamen pidió a su antecesor que subiera al escenario después de adelantar que se saldría del libreto, para que presentara a su propia esposa en esa tarima que es "de todos los chilenos".


Fue el broche emotivo para una presentación en que ese componente buscó estar siempre presente, de la mano de una artista que armó su repertorio en la forma de recorrido por su biografía musical, lo que para quien comenzó a los 12 años viene a ser casi como su biografía misma.


Así, habló de sus sensaciones saliendo del colegio antes de "Esperando nada", del trabajo junto a Gustavo Cerati —productor del disco Sueños en tránsito— a la hora de "Despiértame", y también de los primeros besos, para introducir "Tal vez me estoy enamorando".


Esta última fue una de las piezas que sorprendió gracias a su reforzamiento discotequero, tal como "Dame luz" lo hizo por sus arreglos en crescendo, mientras que otras como "Extraño ser" se mantuvieron fieles a su estructura original.


"Feliz, estoy feliz", dijo la cantante tras su presentación, una en la que "desde el inicio se sintió el cariño, lo sentí. Esto es un reconocimiento para seguir con la que ha sido mi pasión durante años".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores