Preocupación en el mundo literario por demolición de la casa de Ray Bradbury

La propiedad fue derribada pese a que la protegía el título de monumento histórico.

03 de Marzo de 2015 | 16:17 | AP

Imagen de la propiedad de Bradbury demolida en Los Angeles.

AP.

LOS ANGELES.- La demolición de la casa en que Ray Bradbury escribió "La feria de las tinieblas" causó consternación en el mundo literario, y también entre quienes promueven la preservación de los monumentos históricos de la ciudad de Los Angeles.


La casa amarilla donde el escritor vivió y trabajó durante 54 años no fue el primer monumento histórico demolido en Los Angeles. El Hotel Ambassador, donde fue asesinado Robert Kennedy en 1968, por ejemplo, alberga hoy una escuela pública.


Pero de todos modos, en una ciudad en la que nada parece durar demasiado, la destrucción de la casa de Bradbury resultó inesperada, en parte porque el individuo que la tiró abajo es uno de los arquitectos más prominentes de Los Angeles y porque la ciudad está enfrascada en lo que las autoridades describen como el estudio de los monumentos históricos más ambicioso jamás hecho por una ciudad.


Irónicamente, la casa de Bradbury, ubicada en un barrio tranquilo de clase alta llamado Cheviot Hills, era una de las estructuras que ya habían sido catalogadas, pero de todos modos su importancia histórica fue ignorada.


Ello no debería sorprender, según el arquitecto Ken Breisch, de la Universidad del Sur de Californi .


Si bien se encontraba en un barrio donde vivieron por años Lucille Ball, Jonah Hill, el ex gobernador estatal Pete Wilson y otras personalidades, la casa de Bradbury parecía una del montón, igual que la mayoría de las viviendas construidas en California en la década de 1930.


"Los planificadores no hubieran sabido que esta era una casa que había pertenecido a Ray Bradbury. Para ellos no hubiera significado nada de todos modos", sostuvo Breisch. "No es fácil identificar propiedades asociadas con ciertos individuos o con episodios importantes, como sucede con una propiedad con una arquitectura relevante".


De todos modos, agregó, no debió haber sido demolida. "Ray Bradbury es probablemente uno de los autoras más importantes y más populares que han trabajado en Los Angeles", manifestó, añadiendo que hay abundantes precedentes que justifican preservar la casa de alguien importante.


Debate ante lo "histórico"


En el 2008, por ejemplo, luego de meses de agrios debates, la ciudad declaró monumento histórico el modesto bungalow de Hollywood donde alguna vez vivió el poeta Charles Bukowski, a pesar de que estaba en muy mal estado.


La vivienda sigue de pie, junto a más de 1.000 edificios declarados monumentos históricos, que van desde San Fernando Rey, construida en 1797, y varias otras misiones españolas de California, hasta el Chateau Marmont, el hotel de la calle Sunset Strip donde murió John Belushi de una sobredosis de drogas en 1982.


La casa de Bradbury probablemente estuvo a pocos días ser incluida en esa lista.


El actual propietario de la vivienda, Thom Mayne, consiguió un permiso de demolición el 5 de enero, según Bernstein. Siete días después entró en vigor una nueva ordenanza municipal que requiere que toda persona que quiera demoler un edificio de más de 45 años notifique primero a las autoridades municipales y a los vecinos.


Una notificación de ese tipo, indicó Bernstein, seguramente hubiera generado una vista pública en la que los admiradores de Bradbury hubieran podido pedir que se preservase la casa.


Si bien Bradbury escribió su libro más famoso, "Fahrenheit 451", antes de instalarse en Cheviot Hills, todo lo que publicó desde fines de los años 50 hasta su muerte en el 2012 lo compuso en la oficina que instaló en el sótano de esa casa, de acuerdo con Jonathan Eller, director del Centro de Estudios de Ray Bradbury de Indianápolis.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores