Alejandro Sanz y el extraño nombre de su disco: "Era el grito de guerra de James Brown"

El español lanzó hoy "Sirope", término que en rigor alude a un jarabe almibarado, y que esta vez "a cada uno le va a saber a una cosa". Según él, el sabor predominante es de frutillas ácidas.

04 de Mayo de 2015 | 14:40 | DPA / Emol

Sanz adelantó que tras recorrer 20 ciudades de España, cruzará en enero hacia América Latina y Estados Unidos.

EFE

MADRID.- Casi 25 años después de que Viviendo deprisa catapultara su carrera musical, el cantautor español Alejandro Sanz regresa dispuesto a "endulzar y curar" con su décimo álbum de estudio, Sirope, que hoy sale a la venta.


El término alude a una clase de almíbar, contó hoy en una concurridísima conferencia de prensa en el Museo Reina Sofía de Madrid. Un jarabe que, para él, tiene sabor a frutilla ácida, pero que "a cada uno le va a saber a una cosa". Además recordó que ése "era el grito de guerra de James Brown, y creo que resume bien los estilos musicales que hay dentro del disco".


Porque según el propio Sanz, este nuevo trabajo en el que ha invertido un año y medio mezcla el pop con toques de rock, funk y, por supuesto, flamenco, lo que queda expuesto en 13 piezas que sobrevivieron a un universo inicial de 40 canciones. "Fue como una especie de selección natural. Quizá alguna la recupere, pero quería tener las mejores y quedaron 13", explicó.


Los temas —del que "Un zombie a la intemperie" fue el primer adelanto— exploran el universo de las emociones, eje central en la carrera de Sanz. Y entre ellas hay una muy especial: "Capitán tapón", dedicada a su hijo Dylan, de tres años.


"Cuando cumpla 30 le va a encantar, pero a los 14 la va a odiar, por eso le he metido dentro de la canción", bromeaba Sanz emocionado. "Para mí fue muy emotivo, porque todos los días, por la noche, se metía en el estudio. Le encantaba desafinar los instrumentos".


Además de esa colaboración, sin dudas que sobresale la de Juan Luis Guerra en "Suena la pelota", que habla de tomarse en serio la felicidad. "Y no he visto a nadie que se tome tan en serio la felicidad como Juan Luis Guerra", añadió. "Tiene una espiritualidad increíble".


Por su lado más combativo, en tanto, el español aprovechó de aludir a los políticos de su país. "Hay una cosita que no funciona entre cultura y gobierno y que alguien debería arreglar", dijo. "Olvidar o hacer de menos la cultura de un país es no entender lo que es ese país. Y a España se la conoce más por Picasso que por Rajoy".


Ahora, contó, está inmerso en la preparación de los conciertos con que promoverá este disco, y que "es una de las fases más divertidas" del proceso, que arrancará con 20 ciudades de España y que en enero llegará a América.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores