Pablo Larraín: "La Iglesia no está realmente interesada en parecerse mucho a lo que pregona"

El director chileno explica que el objetivo de su nueva película, "El Club", es plantear una reflexión en torno al funcionamiento de la institución religiosa.

26 de Mayo de 2015 | 14:26 | Por Francisca González Castillo, Emol

Los actores que conforman ''El Club'': , Alejandro Sieveking, Alfredo Castro, Alejandro Goic, Jaime Vadell y Antonia Zegers.

Fábula.

SANTIAGO.- Los aplausos que recibió la nueva película de Pablo Larraín, "El Club", durante su estreno veraniego en el prestigioso Festival de Cine de Berlín, deberían repetirse desde este jueves en las salas de cine locales, cuando comience a exhibirse a nivel nacional.


La sucesora de "No" sigue a un grupo de sacerdotes que fueron suspendidos de sus funciones debido a que cometieron delitos éticos. El grupo— conformado por los personajes de Jaime Vadell, Alejandro Sieveking, Alfredo Castro y Alejandro Goic— vive aislado en la playa, bajo el cuidado de una monja que también tiene cuentas pendientes (Antonia Zegers). Ninguno de ellos demuestra estar arrepentido de sus errores.


La llegada de un cura con depresión (José Soza) provoca un cambio profundo en la dinámica de la casa, y da pie a una posterior fiscalización por parte de un sacerdote joven(Marcelo Alonso), quien parece ser el único cuerdo dentro de este club de religiosos viciados.


"Creo que al final la reflexión que intentamos hacer es que la iglesia no está realmente interesada en parecerse mucho a lo que pregona. La iglesia ha defendido durante miles de años valores como el amor por el prójimo, como el perdón, como la humildad. Y esos valores cuando se los cuestionan a ellos mismos, a la Iglesia, en vez de humanizarlos y pedir perdón, y abrirse, lo que yo siento que ha hecho es intentar ocultarlo. Y eso tiene que ver con un miedo a los medios de comunicación. Y en ese sentido, me parece que la Iglesia se ha parecido, a lo largo del tiempo, a una corporación, más que a una entidad religiosa", explica Pablo Larraín a pocos días del estreno del próximo 28 de mayo.


El relato del director nominado al Oscar es intenso, crudo y desolador. El cineasta es experto en este tipo de narraciones, según demostró en "Tony Manero" y "Post Mortem".


Pero el realizador destaca que su filme muestra las dos visiones de la Iglesia: Una ligada a crímenes éticos y otra que se opone a ellos.

"Dentro de la propia Iglesia hay distintas opiniones. La Iglesia es muy diversa, y por eso es tan interesante. En la Iglesia hay sacerdotes que quieren una distinta, más cercana, preocupada de los pobres, más humana. Y también hay personajes que tienen una visión más política. Y esa pugna creo que es un material muy interesante, y está en esta película", asegura.


Tras el estreno de "El Club", el director dará el vamos al rodaje de "Neruda",la cual será protagonizada por Luis Gnecco.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores