EMOLTV

Plácido Domingo celebra los 50 años de su debut en la ópera

Fue el 18 de mayo de 1961 cuando un desconocido tenor español apareció en Madrid, en "La Traviata" de Verdi, interpretando el rol de Alfredo.

17 de Mayo de 2011 | 10:04 | EFE

Una conexión especial con México tiene el mundialmente aplaudido Plácido Domingo.

El Mercurio
CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando este miércoles se cumplan 50 años de aquel concierto que en 1961 dio inicio a la carrera profesional del tenor español Plácido Domingo, en México también se celebrarán cinco décadas del amor incondicional que el artista mantiene con el país que vio nacer a su esposa Marta Ornelas y a dos de sus hijos.

Fue en el Teatro María Teresa Montoya donde Domingo, nacido el 21 de enero de 1941 en Madrid, accedió a su primer papel estelar, haciendo de "Alfredo" en "La Traviata", de Giusseppe Verdi, en lo que se considera su debut operístico, a pesar de que ya se había lucido en un papel secundario en "Rigoletto", también de Verdi, con la àpera Nacional en Ciudad de México.

México lindo y querido

Desde entonces, las muestras de amor de Plácido por México han sido efectivas, múltiples y concretas, como su acción inmediata a favor de los damnificados por el terremoto que asoló al país en 1985 y dejó aproximadamente 10.000 muertos y cuantiosos daños materiales.

También fue decisiva su participación en las labores de asistencia a las víctimas del huracán "Paulina" en el puerto de Acapulco en 1997. Fueron muchas las casas que donó el tenor a los damnificados que lo habían perdido todo.

"México fue el lugar donde empecé a cantar y todos saben el cariño que le tengo al país, al ser Marta, mi mujer, de allí; dos de mis hijos nacieron allí y mis padres fueron a trabajar a México. La considero casi una segunda patria por los años que pasé allí", dijo el tenor en una ocasión.

Los cantantes de zarzuela Plácido Domingo (padre) y Josefa "Pepita" Embil llegaron a México en 1949, para hacer teatro musical. En la capital, donde se instalaron, Plácido hijo ingresó en el Conservatorio Nacional de Música con el propósito de estudiar piano y canto entre 1955 y 1957.

En México se tejieron también recuerdos inolvidables para el cantante, como el que le confesó a la revista "Pro àpera" en una entrevista publicada en 2010. "Recuerdo un día, en Guadalajara, en 1958: había muerto Pío XII. Me asomé por un agujero en el telón y sólo había unas cinco o seis personas en el teatro. Ni modo. Mis padres dieron la función como si el teatro estuviera lleno", evocó.

Plácido Domingo, que en enero cumplió 70 años, está siendo objeto de homenajes en distintos escenarios del mundo, como el acaecido el pasado 29 de marzo en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, con capacidad para 10.000 personas, donde el artista estuvo acompañado por la soprano argentina Virginia Tola y por la directora de orquesta mexicana Alondra de la Parra.

En esa ocasión, el presidente mexicano Felipe Calderón entregó al artista un reconocimiento del gobierno por sus 70 años de vida y 50 años de su debut profesional.
El tenor que durante más de medio siglo ha dado vida a más de 130 personajes centrales en óperas de renombre ha logrado vencer el cáncer de colon y se mantiene infatigable, dedicado íntegramente a su pasión, la música, y funcionando como una persona cercana a sus colegas y a sus admiradores.

Así lo demostró recientemente en Buenos Aires, cuando su figura logró, en el medio de un fuerte conflicto que los músicos del Teatro Colón mantienen con el gobierno de la capital argentina, que se llegara a una tregua y poder así ofrecer un inolvidable concierto al aire libre, en el Obelisco.
FRASE DEL MOMENTO

DANIEL JADUE Alcalde PC

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores