García Bernal conquista Berlinale con film francés sobre los sueños

García Bernal se ganó el aplauso unánime de la crítica e incluso fue recibido con gritos de "bravo" en la rueda de prensa.

11 de Febrero de 2006 | 17:23 | DPA



García Bernal protagoniza la película "The Science of Sleep".
BERLÍN.- El mexicano Gael García Bernal arrancó hoy las primeras carcajadas del público del Festival Internacional de Cine de Berlín como protagonista de la disparatada "The Science of Sleep", del francés Michel Gondry.

El director de "Eternal Sunshine of the Spotless Mind" cuenta en su nuevo trabajo la historia de Stephane (García Bernal), un joven franco-mexicano que busca ganarse la vida como dibujante en París.

Stephane se enamora de su vecina, Stephanie (Charlotte Gainsbourg), pero su gran fantasía y su dificultad para discernir entre realidad y sueño dificultan la comunicación.

García Bernal se ganó el aplauso unánime de la crítica e incluso fue recibido con gritos de "bravo" en la rueda de prensa. Sin embargo, no puede llevarse ningún premio de Berlín porque la película se exhibió fuera de concurso.

Para el actor de "Amores Perros" y "Diarios de motocicleta", el trabajar con el mundo de los sueños y el inconsciente fue muy motivador. "A veces el cine es muy realista. En esta película, todo es un artificio y eso sirve para hacer pensar más al espectador. En el mundo onírico se pueden hacer muchas cosas. Se puede jugar con la condición humana", dijo.

En su primera película rodada en Francia, Gondry recurre a numerosas animaciones y efectos especiales para representar el mundo onírico y fantasioso, haciendo gala de una enorme creatividad. El resultado son escenas disparatadas pero con una gran carga poética, en las que el mexicano saca a relucir todos sus registros.

El director aseguró que en García Bernal encontró al actor idóneo para interpretar a este peculiar personaje, que, reconoció, tiene mucho de autobiográfico.

La decepción

En tanto, la única película a concurso de la jornada, la promocionada adaptación para la gran pantalla de la famosa novela "Las partículas elementales", del francés Michel Houellebecq, decepcionó a la prensa especializada.

Dirigida por el alemán Oskar Roehler y protagonizada por un elenco de primeras figuras del cine alemán, muestra la vida de dos medio hermanos, Michael (Christian Ulmen), especialista en genética interesado en lograr la reproducción por clonación, y el otro, Bruno (Moritz Bleibtreu), profesor de literatura, obsesionado con el sexo.

En vez de la visión sombría e irónica del libro de Houellebecq, Roehler optó por darle a la historia un tono de comedia y a los personajes unos destinos más amables. También eligió quitar de la película las numerosas escenas de sexo de la novela. "Era imposible mostrar esa pornografía tan íntima. Y tampoco queríamos reflejar ese balance totalmente fatalista del libro", explicó Roehler.

El productor Bernd Eichinger añadió que el cine debe reflejar la impresión general de un libro, pero no puede reproducirlo fielmente. "'Las partículas elementales' es una novela de crítica social. Pero la crítica social no se puede filmar. Se puede filmar el melodrama, los personajes".

El controvertido escritor francés sólo tuvo contacto con el proyecto alemán hace algunos años, cuando accedió a vender los derechos, pero no conoce al director ni mostró ningún interés en ver la película. "En la editorial nos dijeron que actualmente estaba inalcanzable, pero eso es habitual en él", explicó Roehler.

El público local recibió el film con aplausos, y numerosos fans se concentraron delante del hotel principal para ver a sus estrellas, entre ellas, también Franka Potente, Martina Gedeck y Nina Hoss.

Otras películas invitadas

Fuera de concurso se presentó además "The New World", del estadounidense Terrence Malick, que retrata la conocida historia de amor entre la indígena americana Pocahontas y el capitán británico John Smith, con la debutante Q'Orianka Kilcher, de padre peruano y madre estadounidense, y el astro de Hollywood Colin Farrell.

La película, plena de poesía y romanticismo, impactó sobre todo por las cuidadas imágenes de la naturaleza virgen, obra del director de fotografía mexicano Emmanuel Lubezki, quien está nominado al Oscar por este trabajo.

Mallick mismo no acudió a Berlín porque se encuentra trabajando en un nuevo guión. "Y es mejor dejarlo escribir, porque sino tendremos que esperar otros ocho años", bromeó la productora Sarah Green, en referencia a que la anterior película de Mallick es "La delgada línea roja", de 1999, con la que ganó un Oso de Oro en Berlín.

La Berlinale condecoró hoy además con el Oso de Oro honorífico al actor británico Ian McKellen.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores