Caso Pinochet: Insulza llama a dejar de lado comentarios

"No es bueno que se hagan comentarios de ningún tipo sobre las eventuales repercusiones que el fallo podría tener, por autoridades del Estado, porque eso sin duda crea una sensación de condicionamiento que no debería producirse ante cualquier fallo", afirmó el ministro del Interior.

03 de Agosto de 2000 | 19:00 | UPI
SANTIAGO.- El ministro del Interior, José Miguel Insulza, manifestó hoy que mientras menos declaraciones y comentarios surjan en torno al Caso Pinochet, "mucho mejor".

De esta forma el gobierno reaccionó ante los comentarios del comandante en jefe de la FACh, Patricio Ríos y del comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Izurieta, quienes advirtieron un posible retroceso en los acuerdos alcanzados con la mesa de diálogo ante un eventual desafuero del senador vitalicio.

"No es bueno que se hagan comentarios de ningún tipo sobre las eventuales repercusiones que el fallo podría tener, por autoridades del Estado, porque eso sin duda crea una sensación de condicionamiento que no debería producirse ante cualquier fallo", añadió Insulza.

El jefe de gabinete de Lagos agregó que "nosotros no tenemos por qué decir que es lo que va a pasar... ya que evidentemente estoy interviniendo y eso no debería ser".

"Lo importante es que todos esperemos este fallo con tranquilidad", agregó Insulza.

El ministro del Interior agregó que se trata de tener prudencia y esa será la postura del gobierno en todo este caso.

Situación distinta, añadió, es lo registrado con el diputado y presidente de Renovación Nacional, Alberto Cardemil, quien también condicionó los avances logrados en materia de derechos humanos con un posible desafuero de Pinochet.

Para el secretario de Estado los dirigentes políticos tienen todo el derecho de manifestar su opinión al respecto, ya que "en esa materia no existe restricción alguna".

"Yo no suscribo las opiniones del diputado Cardemil, pero él está en su pleno derecho de hacerlas... No sé si influirán o no en el fallo de la Suprema, pero él tiene perfecto derecho de hacerlas porque no es la misma situación de una autoridad pública", agregó.

En otra materia, el ministro del Interior dijo que a su juicio la entrega de información respecto al paradero de los detenidos desaparecidos no debe hacerse con la excesiva publicidad que mostró el miércoles el pastor metodista Pentecostal, Enrique Vilches Millar.

Añadió que a su juicio sería bueno normar de mejor forma los mecanismos que existen para hacer llegar los antecedentes al gobierno.

"Vamos a examinar eso para ver si es posible reglamentarlo, siempre ateniéndonos -sin embargo- a la letra de la ley... de manera que podamos tener un poco más de orden en la entrega de antecedentes", agregó.

Respecto a los documentos entregados, que según el pastor evangélico correspondería al paradero de 780 víctimas del gobierno militar, Insulza señaló que "la información es mas bien genérica, basada en un testimonio no identificado, y la verdad es que no existen datos específicos de nombres, de lugares ni de circunstancias".

Puntualizó que una vez que el Presidente Lagos recibió los documentos procedió a leerlos y procederá tal como lo indica la ley, es decir, los entregará a los tribunales de justicia.

Agregó que la situación vivida con el pastor Vilches Millar fue sólo un incidente de procedimiento, aún cuando se mostró esperanzado en que "ojalá no haya declaraciones conjuntas con la entrega de antecedentes porque eso dificulta el trabajo".

"Lo importante es que no se cree, con esa información, más expectativas que la que realmente proporciona", sentenció.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores