Se acortan plazos para la Armada por proyecto Tridente

Hasta el próximo año tiene plazo la Armada para concretar los contratos con el consorcio alemán Blohm & Voss y construir la primera de un total de seis unidades de fragatas nacionales, en el llamado "Plan Tridente" de la institución.

17 de Agosto de 2000 | 17:45 | ORBE
SANTIAGO.- Hasta el próximo año tiene plazo la Armada para concretar los contratos con el consorcio alemán Blohm & Voss y construir la primera de un total de seis unidades de fragatas nacionales, para lo cual necesita de la aprobación por parte del Gobierno de la reasignación, sólo para el próximo año, de 33 millones de dólares adicionales para la concreción del denominado "Plan Tridente" de la institución.

Ello, ya que de aquí al año 2010 Chile no contará con ninguno de los buques de guerra que en la actualidad posee, los que ascienden a seis, ya que el 2006 quedará de baja la fragata misilera Zenteno, para luego ir quedando obsoleto el resto del material: los dos destructores porta-helicópteros Blanco y Cochrane, las fragatas modificadas Lynch y Condell y el destructor misilero Prat.

Estas fechas son, según el capitán de navío y jefe del Departamento de Planes de la Armada, Eduardo Troncoso, impostergables debido al deterioro normal que sufren estos buques, dos de los cuales fueron construídos en la década del 60 y tomando en cuenta que su vida útil alcanza a los 35 años como máximo.

PLAN TRIDENTE

Básicamente, el plan de modernización de la Armada, denominado "Tridente" plantea el reemplazo de las ocho unidades de combate de la Escuadra por unidades de superficie, oceánicas y capaces de operar con helicópteros pesados por un monto total de inversión que asciende a los mil 600 millones de dólares.

La construcción de la primera parte del buque es la plataforma, cuyo modelo se escogió el Meko 200 del astillero alemán Blohm & Voss.

En esta etapa se están gastando 11,5 millones de dólares en ingeniería básica y para el próximo año se está esperando la aprobación de 33 millones de dólares adicionales.

GANANCIAS

Asimismo, Troncoso detalló que la construcción de las fragatas en Chile traerá consigo una serie de beneficios para el país, entre los cuales destacó que por una parte cerca de un 28 por ciento de la inversión asociada al proyecto se materializará en territorio nacional.

En ese sentido, precisó que sólo la mano de obra directa que se ocuparía en el proyecto representa cerca de mil 500 empleos en la Octava región, específicamente en los astilleros de ASMAR, mientras de los subcontratistas y proveedores representa empleos indirectos que pueden ascender a las 5 mil personas más.

Por otra parte, el 72 por ciento restante de la inversión la constituyen los pagos a consorcios extranjeros, relacionados con el proyecto a través de un contratista principal, en este caso ASMAR, asociado para este efecto con Blohm & Voss.

COMPARACION CON EL RESTO DE LATINOAMERICA

En comparación al resto de las armadas de países latinoamericanos, Chile también se ve disminuido, ya que por ejemplo Perú cuenta con 12 buques y Argentina posee 13 y el próximo año aumentará a 15.

Asimismo, en cuanto a la cantidad de años en uso, las unidades de Perú son 6 años más nuevas que las de nuestro país y las de Argentina lo son 12 años más.

Por ello, es que la necesidad de nuestro país de contar con una flota totalmente renovada se presenta como una urgencia, según se explicó en la conferencia que ofreció hoy la institución.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores