Gobierno lamentó amenaza de paro de camioneros

La decisión de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile de votar una paralización nacional en protesta por la falta de avances concretos para superar la crisis por la que atraviesa el sector, fue analizada durante una reunión con parte del gabinete ministerial a la que convocó esta mañana el Presidente Ricardo Lagos.

22 de Septiembre de 2000 | 15:12 | ORBE
SANTIAGO.- El Gobierno lamentó la decisión de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile de votar un paro nacional en protesta por la falta de avances concretos para superar la crisis que atraviesa el sector.

El acuerdo fue analizado durante una reunión con parte del gabinete ministerial a la que convocó esta mañana el Presidente de la República, Ricardo Lagos.

El vocero de la secretaría general de Gobierno, Claudio Huepe, dijo que tras un compromiso con el ministro de Transportes, Carlos Cruz, las demandas del gremio están siendo procesadas como la rebaja al impuesto específico, el Registro Nacional del Transportista y el uso de la Guía Factura, proyectos que serán enviados el dos de octubre al parlamento.

Al mismo tiempo, el ministro recalcó que el gobierno va a cumplir los anuncios y precisó que "lamentamos este acuerdo y ojalá predomine la racionalidad para que se pueda abrir paso al diálogo y tengamos las conversaciones necesarias para encausar adecuadamente este conflicto".

Por otra parte, Huepe insistió en que se mantiene la disposición permanente al diálogo a la vez que reafirmó la confianza en que esta situación será solucionada para evitar una eventual movilización de los camioneros, que aún no tiene fecha ni modalidad para su concresión.

El ministro planteó, además, que este tema se ha agravado por un problema que afecta a todo el país referido al aumento del precio del petróleo, lo que hace que Chile en su conjunto esté hoy día 800 millones de dólares más pobre evita que crezca un punto más.

Al respecto, Huepe destacó que obviamente esta circunstancia también toca a los camioneros y añadió que "entendemos que la decisión de ellos se ha complicado por el precio del petróleo. Además que ellos expresan también su disconformidad por las tarifas".

Del mismo modo, aclaró que estos factores no tienen que ver con el Gobierno, por lo que a su juicio se deben separar los problemas de los transportistas que derivan en relaciones entre privados como lo son los temas de las tarifas, el exceso de parques y el alza del crudo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores