Portuarios confirmaron carácter indefinido del paro

El vocero de la Coordinadora Marítimo Portuaria, Jaime Muñoz, afirmó que su gremio se encuentra esperando cualquier tipo de indicación de parte del Gobierno "para que nos entregue los mil quinientos millones de pesos, que nos devuelvan las rebajas que hizo de las pensiones administrativas que recortó y que cumpla con lo que él mismo firmó". En tanto, desde Montevideo, el Presidente Ricardo Lagos rechazó la paralización de actividades y se manifestó confiado en que prontamente se encontrará una solución.

02 de Noviembre de 2000 | 17:08 | Agencias, Emol.com
VALPARAISO.- El vocero de la Coordinadora Marítimo Portuaria, Jaime Muñoz, confirmó hoy el carácter indefinido de la paralización que mantienen los trabajadores del sector desde las 8 horas de hoy, en protesta por el incumplimiento de compromisos relacionados con la reconversión laboral de los trabajadores portuarios, suscritos por el Gobierno el año pasado.

El dirigente informó, asimismo, que en horas de esta mañana recibieron el apoyo moral de la Asociación de Dueños de Camiones de la Quinta Región, a través del presidente de dicho gremio, José Hejido.

Indicó, además, que su paralización ha sido respaldada -también- por el comercio local, que comenzó a entregarles mercadería y alimentos para que a partir de mañana puedan instalar ollas comunes en las afueras de los puertos.

Muñoz explicó que los trabajadores marítimo-portuarios seguirán concentrados en el Muelle Prat para impedir el acceso a cualquier vehículo, evitando de esa forma que se desarrolle cualquier tipo de actividad al interior de ese puerto.

Respecto de las declaraciones del ministro de Transportes, Carlos Cruz, sobre la paralización, el vocero dijo que su gremio se encuentra "a la espera de cualquier tipo de indicación de parte del Gobierno, para que nos entregue los mil quinientos millones de pesos, que nos devuelvan las rebajas que hizo de las pensiones administrativas que recortó y que cumpla con lo que él mismo firmó".

Gobierno rechaza paralización

Desde Uruguay, el Presidente Ricardo Lagos rechazó el paro que realizan los estibadores, señalando que "no vamos a aceptar una paralización si se pretende obtener algo de ellas".

El Primer Mandatario, quien realiza una visita oficial a Uruguay, indicó que no son trabajadores del Estado los que están realizando dicha paralización de actividades, recordando que si el Gobierno se involucró en el tema fue por un problema social y no jurídico.

Lagos -según informo Radio Cooperativa- señaló que cuando se negociaron las demandas de los estibadores el Gobierno les hizo ver que si realizaban paralizaciones podría generarse una actitud más negativa del Gobierno para solucionar los problemas del sector.

No obstante, el Presidente dijo estar confiado en que luego se encontrará una solución, reiterando que su Gobierno no responderá a las demandas por la vía de la fuerza.

De la misma manera reaccionó el vicepresidente de la República, José Miguel Insulza, quien estimó como una conducta "bastante equivocada" la actitud de la Coordinadora Nacional Marítimo-Portuaria de paralizar las faenas en los terminales de Valparaíso, San Antonio, San Vicente y Talcahuano.

El secretario de Estado, en declaraciones formuladas en La Moneda, afirmó que el Gobierno siempre ha tomado esto como un tema social y precisó que espera que la situación se resuelva pronto, porque de lo contrario tendrá que verse en el terreno de las relaciones entre empresarios y trabajadores, y el Gobierno tendrá que abstenerse de participar en él, salvo para mantener el orden público y que los puertos se mantengan abiertos.

La autoridad destacó que producto de las negociaciones anteriores se han otorgado 700 pensiones de gracia, traspasado al programa de microempresas a varios cientos de trabajadores, por lo que parece "bastante equivocada la conducta de ellos, creo que están cometiendo un error que finalmente va a perjudicar a la poca gente que todavía quedaba por pasar por este programa que ya estaba acordado".

Reacciones del empresariado

El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Walter Riesco, afirmó que, ante la paralización que realizan los trabajadores portuarios, el Gobierno debería reaccionar de la misma forma que lo hizo con los camioneros y no aceptar situaciones de fuerza para negociar alguna solución.

El empresario indicó que "las conversaciones con el Gobierno deben llevarse sin presiones de fuerza. Por ello, debería continuar el mismo camino que siguió en el caso del transporte".

Añadió que le parece lamentable la realización de este paro porque perjudica "la cara exterior de Chile".

En el ámbito económico, en tanto, el gerente general de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Juan Carlos Sepúlveda, señaló que, si bien es difícil hacer un cálculo de los perjuicios económicos, el paro portuario podría causar pérdidas millonarias por dejar de enviar "millones de cajas de fruta" al exterior.

Asimismo, afirmó que los trabajadores portuarios tampoco deben olvidar que ésta "también es su fuente de trabajo, lo cual deben considerar para no dañar una industria y así aumentar la tasa de cesantía que afecta al país".

Acotó que lo importante es que los dirigentes sindicales "puedan recapacitar y solucionar el problema", señalando que hay que pensar que éste "es un negocio que afecta alrededor de 500 mil personas y que significan al país un retorno de mil 400 millones de dólares".

Precisó que los mercados que importan las frutas chilenas pueden rápidamente buscar otro abastecedor "y nosotros vamos a dejar de enviar unos cuantos millones de cajas".

Explicó que en estos momentos están en el inicio de temporada de exportación de frutas, aunque reconoció que en marzo pasado, cuando se realizó otra paralización en los puertos, se estaba exportando un millón de cajas diarias y en la actualidad "esa cifra se iguala sólo en algunos días de la semana".

Señaló que, en una medida de contingencia, las exportaciones de fruta pueden salir por puertos menores como alternativas, tal como ocurre -indicó- con la fruta en el norte que está saliendo por Caldera. Sin embargo, puntualizó que eso se podría hacer, pero "con mayores costos, que involucran pérdidas".

Incidentes

Hasta ahora sólo cuatro trabajadores portuarios han sido detenidos por Carabineros, luego de que un grupo de 70 estibadores se tomara la calle Blanco Encalada de ingreso al puerto de Talcahuano.

Aproximadamente a las 07.45 horas llegó al lugar un grupo de fuerzas especiales de la policía uniformada, los que luego de dialogar con los dirigentes y al negarse éstos a despejar la avenida impidiendo el paso de buses de trabajadores de Asmar y de vehículos particulares procedieron a disolver la manifestación con carros lanzaguas.

El presidente de los trabajadores portuarios de Talcahuano, Carlos Figueroa, dijo que "seguiremos tomando otras calles, estamos dispuestos a enfrentar cualquier situación porque estamos cansados que el Gobierno nos prometa cosas que después no cumple".

En tanto Jaime Muñoz aseguró que Carabineros ha actuado de una manera abusiva en contra de los trabajadores que se mantienen en paro en San Antonio, y que tres de ellos fueron golpeados brutalmente y posteriormente encarcelados.

Argumentó que la fuerza pública no ha respetado la condición en la que se encuentran y que sin mediar provocación alguna, Carabineros procedió a golpear a los trabajadores en paro y posteriormente a arrestar a tres de ellos en San Antonio.

Sin embargo, la policía uniformada afirmó que no se han registrado incidentes mayores y que la situación ha sido tranquila desde el punto de vista policial, a excepción de las detenciones registradas en la VIII Región.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores