Directorio del Metro no flexibiliza su posición pese a huelga de conductores

El presidente del directorio de la empresa Metro, Fernando Bustamante, aseguró hoy que "el servicio de trenes subterráneos continuará funcionando normalmente, por lo menos durante los próximos dos meses, debido a un plan de contingencia que la entidad ha adoptado por la huelga de los conductores del sindicato numero 3, que se inició a las 06.00 horas de hoy".

20 de Noviembre de 2000 | 18:32 | Agencias
SANTIAGO.- El presidente del directorio de la empresa Metro, Fernando Bustamante, aseguró hoy que "el servicio de trenes subterráneos continuará funcionando normalmente, por lo menos durante los próximos dos meses, debido a un plan de contingencia que la entidad ha adoptado por la huelga de los conductores del sindicato numero 3, que se inició a las 06.00 horas de hoy".

El ejecutivo explicó que el Metro no esta dispuesto a flexibilizar su posición ante los puntos más conflictivos de la negociación que llevan a cabo con los mencionados funcionarios.

En ese sentido, consideró que las indemnizaciones de dos meses por año a todo evento es un incentivo "perverso" a la renuncia de los trabajadores, por lo cual señaló que este punto es intransable, porque según manifestó "nosotros estamos dispuestos a analizar una serie de situaciones con respecto a los trabajadores, pero tratando de incentivar la permanencia y no la salida", de la empresa.

En cuanto a la petición de garantizar que el porcentaje de los conductores de planta se mantenga en un 70 por ciento, en relación a los contratados por hora -que representan el 30 por ciento-, Bustamante informó que la empresa sólo podrá mantener esta relación durante los próximos tres años, ya que luego se prevé el comienzo de las operaciones de las nuevas líneas de extensión del servicio.

"Lo concreto es que en el sindicato esto ha sido un asunto de fricción hace mucho tiempo, ya que ellos consideran que esto resta poder sindical y nosotros consideramos que es una solución operativa que le corresponde a la empresa". Al referirse al tema de las vacaciones, explicó que el actual sistema para fijar la duración de éstas se arrastra desde que el Metro se regía por el ministerio de Obras Públicas, el cual estipula que luego de diez años, ellos pasaban a tener 20 días de descanso, lo que a juicio de Bustamante es contrario al Código del Trabajo "que después del décimo año, cada tres tienen un día".

"Esa situación queríamos acotarla porque nos genera una cantidad de problemas en operación y de reemplazo, porque a estas vacaciones se suman seis días administrativos", aclaró, y a la vez de manifestó su disposición a buscar mecanismos compensatorios que no perjudiquen a la empresa.

En lo referido al aumento salarial, el funcionario enfatizó que el cinco por ciento de reajuste real solicitado para los próximos dos años, solo se mantendrá en un cuatro por ciento parcelado en tres años, constituyéndose en una materia no sujeta a negociación.

Para demostrar que el Metro ha funcionado en completa normalidad, pese a que de los 250 conductores sólo 100 permanecen en sus funciones, destacó que durante hoy el servicio experimentó un aumento de un 4,5 por ciento de pasajeros con relación al pasado viernes 17.

"El servicio en las horas punta no va ha tener deterioro, o sea la frecuencia de 100 segundos se va a mantener. En las horas más bajas de afluencia es cuando vamos ha hacer los turnos con el objetivo de hacer descansar a las personas que van a trabajar en esto".

Agregó que en estas horas se podría disminuir la frecuencia de los viajes de cuatro a un máximo de cinco minutos. Si ésto no se soluciona en 15 días, la empresa pondrá en práctica su plan de contingencia de mediano plazo que le permitiría operar un par de meses, indicó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores