Unos 1800 gatos salen a la calle a combatir virus Hanta

La idea de poner en marcha el plan de desratización -bautizado como "Tom y Jerry", en honor a la famosa pareja de dibujos animados- surgió frente a las continuas manifestaciones de los vecinos de Conchalí, quienes se encuentran aterrados por el aumento de roedores en sus casas.

16 de Febrero de 2001 | 18:07 | EFE
SANTIAGO.- Más de 1.800 gatos fueron repartidos hoy entre los habitantes del municipio santiaguino de Conchalí con el fin de disminuir la población de ratones en la capital chilena, debido a que transmiten el virus Hanta, que desde 1993 ha causado 65 muertos en Chile.

"Queremos disminuir drásticamente la población de ratones y no hay nada más natural para eliminar un ratón que un gato", señaló la alcaldesa de Conchalí, Pilar Urrutia, al explicar las razones de la inusual medida.

La idea de poner en marcha el plan de desratización -bautizado como "Tom y Jerry", en honor a la famosa pareja de dibujos animados- surgió frente a las continuas manifestaciones de los vecinos, quienes -según la alcaldesa- se encuentran aterrados por el aumento de roedores en sus casas.

La enfermedad del Hanta, que es transmitida por ratones de cola larga (Oligoryzomis Longipicaudatos), ha generado una verdadera psicosis entre los habitantes de la capital, ya que en lo que va de año ha causado la muerte de cuatro personas, mientras otras cinco permanecen en estado de gravedad.

Por ello, Pilar Urrutia emplazó a otros ayuntamientos de Santiago a copiar su plan de desratización, para garantizar que la población no sufra el contagio del mortal virus.

El Hanta es una enfermedad provocada por un virus altamente contagioso que se contrae al respirar en ambientes de lugares cerrados donde haya excrementos de ratones silvestres.

En Chile existen 60 especies de ratones diseminadas a lo largo de su territorio, desde el nortino desierto de Atacama hasta la austral Tierra del Fuego, aunque sólo el ratón de cola larga causa esta enfermedad.

El ratón de cola larga mide entre cinco y seis centímetros y vive habitualmente en zonas rurales y en las orillas de los ríos o charcos, pero se acerca a la ciudad cuando empieza a escasear el alimento o ve invadido su hábitat.

Según las autoridades sanitarias locales, en estos animales el virus puede permanecer durante toda su vida sin provocar enfermedad alguna, pese a que pueden infectarse entre ellos por intercambio de sus fluidos, sobre todo por las mordeduras.

Sin embargo, en los seres humanos el Hanta causa síntomas similares a los de una gripe, pero posteriormente aparecen complicaciones renales y pulmonares, que en el 50 por ciento de los casos provocan la muerte.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores