Monseñor Errázuriz regresó a Chile como nuevo cardenal

Celebrada en la Catedral metropolitana, el máximo jefe del Iglesia de Chile llamó por la unidad, el servicio y la paz en el país, destacando el pedido que les hizo el Papa Juan Pablo II a los nuevos purpurados de convertirse en custodios del patrimonio de la fe.

03 de Marzo de 2001 | 12:13 | Mauricio Campusano, emol.com
SANTIAGO.- Luego de una hora de duración, el cardenal Francisco Javier Errázuriz dio por finalizada la primera eucaristía que celebra en el país tras su nombramiento como nuevo purpurado de la Iglesia Católica.

Celebrada en la Catedral metropolitana, el máximo jefe del Iglesia de Chile llamó por la unidad, el servicio y la paz en el país, destacando el pedido que les hizo el Papa Juan Pablo II a los nuevos purpurados de convertirse en custodios del patrimonio de la fe.

Una vez concluida la omilía y tras recibir la Cruz de Chile, monseñor Errázuriz se trasladó a la alcaldía de la comuna de Santiago, donde el edil Joaquín Lavín -tras destacar su nombramiento y dar la bienvenida oficial al nuevo cardenal- lo nombró hijo ilustre de la cuidad y le entregó la condecoración municipal Santiago de Nueva Extremadura.

Errázuriz arribó al aeropuerto Artuto Merino Benítez pasadas las 10.00 horas de esta mañana procedente de España. Una vez en el país, se dirigió hacia la comuna de Pudahuel, donde fue recibido muy afectuosamente por cientos de fieles que querían saludarlo.

Luego se trasladó a la sede del Arzobispado de Santiago, donde después de descansar unos minutos se dirigió a la Catedral metropolitana donde ofició su primera eucaristía desde su nombramiento como el sexto cardenal de la Iglesia chilena el pasado 21 de febrero en Roma.

A la liturgia asistieron altas autoridades políticas del país, entre ellas el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, el ministro Secretario General de Gobierno, Claudia Huepe, el ministro de Defensa, Mario Fernández, el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, como también algunos senadores y diputados de la República, y el ex arzobispo de Santiago, y también cardenal, Juan Francisco Fresno.

Tras unas palabras de recibimiento por parte del presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Sergio Valech, quien destacó la labor de Errázuriz por el bien del país, el nuevo purpurado pronunció sus primeras palabras, donde agradeció a los presentes -en especial a los peregrinos de La Legua que lo acompañaron en Roma- y al país por su nombramiento.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores