Evalúan vacunar contra la hepatitis a niños de la Octava Región

En Chile está disponible una vacuna que se puede adquirir en forma privada, ya que no forma parte del programa de vacunación del Minsal, y que, a diferencia de la inmunogamaglobulina, entrega una protección de por lo menos 35 años.

20 de Abril de 2001 | 09:40 | ORBE
CONCEPCION.- La encargada de la Unidad de Epidemiología del Servicio de Salud de Talcahuano, doctora Ana María Moraga, afirmó que se está evaluando la posibilidad de vacunar a los niños de la escuela municipal La Greda de Penco, donde se han registrado 11 casos de hepatitis A desde el 20 de marzo a la fecha.

Cabe destacar que ayer jueves se registró un nuevo brote de esta enfermedad, pero en el norte del país, en Antofagasta, donde se habrían presentado dos casos también en un establecimiento educacional.

En tanto, la epidemióloga del Servicio de Salud de Talcahuano precisó que por el momento se está tratando a los niños de la escuela La Greda con inmunogamaglobulina estándar, que es lo indicado por el Ministerio de Salud (Minsal) para aquellos que han tenido contacto con el paciente infectado.

Sin embargo, no descarta la posibilidad de vacunar para prevenir en el resto de los menores el contagio, tomando en cuenta que en el país está disponible una vacuna que se puede adquirir en forma privada, pues no forma parte del programa de vacunación del Minsal y que a diferencia de la inmunogamaglobulina, entrega una protección de por lo menos 35 años.

En cuanto a la escuela de Penco, Ana María Moraga dijo que se piensa que el contagio podría estar focalizado en un campamento gitano cercano al recinto educacional, donde no se cuenta con agua potable. Por esta razón, los niños del campamento también fueron tratados con inmunogamaglobulina.

La hepatitis A es una enfermedad infecciosa que se transmite por la vía fecal y en el contacto de persona a persona. Sus síntomas son inapetencia, dolor abdominal, vómitos, ictericia (color amarillo de la piel y las mucosas), orina oscura y deposiciones blanquecinas.

Generalmente no hay fiebre y si la hay oscila entre los 37 y 38 grados.

No existe un tratamiento específico para tratar esta afección, sin embargo, para prevenir es fundamental lavarse bien las manos antes de comer y después de ir al baño, no consumir hortalizas regadas con aguas servidas, no consumir mariscos crudos y no bañarse en aguas contaminadas de ríos, lagunas e incluso piscinas públicas.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores