El 2003 Chile tendrá primeras 3 cárceles modernas

El último trimestre del 2003 la empresa que gane la primera propuesta que se ofrece a privados para construir tres de diez cárceles en Chile, deberá tener los recintos funcionando. Los penales no sólo serán más amplios y cómodos, sino que también se dedicarán a reinsertar social y laboralmente a los reclusos.

28 de Mayo de 2001 | 16:47 | Juan Carlos Muñoz, emol.com
SANTIAGO.- En un plazo no superior a los 45 días, las ocho empresas precalificadas para construir cárceles en Chile, deberán haber terminado el estudio de las bases entregadas por el gobierno y haber ofrecido su propuesta, según lo informó el director de gendarmería Hugo Espinoza.

Las empresas que postulan a un primer paquete de construcciones que involucran tres cárceles (Iquique, La Serena y Rancagua), de un total de diez son: GTM (Francia), Sodexho-Sides (Francia), Dragaos (España), Skanska (Inglaterra), Odebrech (Brasil), Wackenhut (EE.UU.), Techint (Argentina) y Delta (Chile).

Para la construcción, el ministerio de Justicia pondrá los terrenos (ya dispuestos en el caso de las 3 primeras cárceles) y los privados construirán y financiarán los "26 o 28 millones de dólares que costará cada una. Al finalizar la construcción de los diez recintos habrá una capacidad de 16 mil nuevas plazas, en celdas individuales, con todas las condiciones de seguridad y tratamiento", declaró Espinoza.

El director de Gendarmería, dijo que la vigilancia, administración, seguridad, traslado de internos a los tribunales quedará en manos de la repartición que preside. "Los privados tendrán beneficios en la concesión de algunos servicios como: Alimentación, mantención del edificio, mantención del equipamiento de seguridad, lavandería, tareas de salud internas y talleres laborales y de reinserción de los internos".

El modelo es muy parecido sistema que opera en Francia, "ellos lo denominan sistema compartido, y yo junto al subsecretario de Justicia tuvimos la oportunidad de conocerlo. Podría asegurar que tiene un funcionamiento bastante óptimo".

Hugo Espinoza, afirmó que la inversión de los privados se verá compensada de dos maneras; "Con una cuota anual o semestral de 18 a 20 años, en la que se cancela la inversión de construcción, y con otra cuota que se encargará de cubrir el resto de los servicios que estén prestando estas empresas; gastos de alimentación, lavandería, etcétera"

En el último trimestre del año 2003 deberán estar entregadas las tres primeras cárceles modernas que deberán incluir, aparte de las comodidades mencionadas, planes concretos y efectivos de reinserción social, "los privados también tendrán la oportunidad de participar en el proceso de rehabilitación social y reinserción laboral", señala el director de Gendarmería, Hugo Espinoza.

El ministro de Justicia José Antonio Gómez, afirmó que el plan de licitación contempla el diseño, la construcción, equipamiento y mantención de cárceles denominadas de alta y mediana seguridad (para delincuentes primerizos). Cada una de ellas tendrá una capacidad inicial para acoger a unos mil 600 internos.

Para una segunda etapa se espera licitar dos cárceles en la región Metropolitana y luego en Antofagasta, Puerto Montt y al interior de la V Región.

Según informes oficiales, la Coordinación General de Concesiones (CGC) del Ministerio de Obras Públicas ha recibido la visita de una treintena de empresas de Inglaterra, Francia, Argentina, Israel, Estados Unidos y Chile.

La empresa que se adjudique el proyecto construirá el recinto penitenciario, proveerá todo su equipamiento, realizará la mantención de las instalaciones y podrá prestar servicios de educación, salud, trabajo y rehabilitación a los reclusos.

Cumplido asegura que concesiones son la única forma de descongestionar cárceles

Para el ex ministro de Justicia Francisco Cumplido existen recintos penitenciarios en Chile que presentan una real posibilidad de rehabilitación: "Colina dos, por ejemplo. Y todas las que se han construido desde que Mónica Madariaga fue ministra de Justicia, hacia delante".

El ex secretario de Estado declaró que la sobrecarga de personas en las cárceles se debe a que no se ha modificado ni modernizado el Código Penal. "De 21 mil reclusos que había en el año 1994, ahora hay 35 mil. Las cárceles no dan abasto, pero el sistema de concesión a privados, que se va a comenzar a aplicar, será la solución a este problema", según opinó.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores