Exiliados chilenos e izquierda danesa inauguran plaza Allende

La fecha coincide con le llegada del primer exiliado chileno a ese país. La escultura de piedra, obra del artista chileno Claudio Cortés, quien presidirá la plaza deberá esperar aún dos semanas para poder ser colocada, por culpa de un retraso en el envío de los materiales.

02 de Noviembre de 2003 | 16:12 | EFE
COPENHAGUE.- Centenares de exiliados chilenos en Dinamarca y representantes de los partidos de izquierda daneses se reunieron hoy en Copenhague para inaugurar una plaza en honor de Salvador Allende.

Coincidiendo con la fecha de la llegada a Dinamarca del primer refugiado, el ayuntamiento de Copenhague y representantes del exilio agrupados en la asociación "Chile 30", creada para conmemorar el aniversario de la muerte del ex presidente chileno, inauguraron un lugar plagado de simbolismo.

La iniciativa, financiada por el sindicato danés SID, pretende defender el legado de Allende, agradecer su solidaridad al pueblo de Dinamarca y recordar que la integración sólo es posible a través de la solidaridad, como dijo el alcalde de Copenhague, el socialdemócrata Jens Krammer Mikkelsen en su intervención.

"Los chilenos exiliados aquí habéis demostrado que, pese a las diferencias culturales, es posible integrarse en la sociedad danesa, pero el único modo es a través de la solidaridad y la tolerancia, imprescindibles para que una sociedad funcione", dijo el regidor.

La escultura de piedra, obra del artista chileno Claudio Cortés, quien presidirá la plaza deberá esperar aún dos semanas para poder ser colocada, por culpa de un retraso en el envío de los materiales, llevados expresamente desde Chile.

Las placas de cobre -en una irá escrito un fragmento del último discurso de Allende - se colocarán en la piedra rosada de Pelequén, con una forma de pectoral indígena en el medio, que la atraviesa en espiral y que permitirá que el viento pase a través de ella.

Los asistentes pudieron comprobar sin embargo un esbozo de la obra, realizada por Cortés en las instalaciones cedidas por los Talleres Estatales para el Arte y la Artesanía.

En la plaza se plantaron también siete araucarias chilenas -tantas como el número de letras de la palabra Allende-, así como veintitrés hayas del sur; los treinta árboles, tantos como años se cumplen de su muerte, se unirán a lo largo de la explanada para formar la letra "C", de Chile, completando un conjunto simbólico.

La ceremonia de inauguración dio paso a una fiesta en un pabellón anexo, con discursos a cargo de representantes de los partidos de izquierdas daneses y actuaciones de músicos chilenos, entre ellos, Rafael Alvarado, el primer exiliado que llegó al país hace 30 años.

Al igual que el resto de países nórdicos, pero en menor medida que Suecia, Dinamarca acogió a un buen número de exiliados, aunque de los 2.000 que llegaron en varias oleadas, hoy apenas queda un tercio.

El objetivo de "Chile 30", que ya organizó un acto central el pasado 11 de septiembre, aniversario de la muerte del ex Presidente socialista, es que el 2 de noviembre se convierta en un día de reunión de la comunidad chilena en el país.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores