Espionaje: Gendarme afirma que nunca tomó fotos a una unidad militar

Jorge Vergara, quien el 1 de febrero pasa a retiro, sostiene que junto a su colega Alejandro Gajardo aún no son notificados del inicio del sumario que anunció Gendarmería.

12 de Enero de 2004 | 18:34 | El Mercurio
PUNTA ARENAS.— "Nunca tomé una fotografía a una unidad militar en Río Gallegos (Argentina)", afirma de manera tajante el gendarme Jorge Vergara González (50 años), quien se vio involucrado en una denuncia de espionaje en territorio argentino, el 31 de diciembre pasado.

Con el grado de gendarme segundo, equivalente a sargento en las otras ramas castrenses y 26 años de servicio, está próximo a acogerse a retiro.

Viajó con un colega, el gendarme Alejandro Gajardo (23), y ambos saben que incurrieron en la falta de no respetar la licencia médica de siete días que Vergara tenía por bronquitis y Gajardo, por estrés.

Esta falta quedó al descubierto justamente por el incidente en Argentina, cuando fueron denunciados por fotografiar instalaciones militares en Río Gallegos (252 kilómetros al norte de Punta Arenas). Hoy están sujetos a un sumario administrativo por parte de la institución.

Vergara aclara que aún no han sido notificados del sumario y malamente podrían ya haber sido destituidos si ni siquiera han tenido contacto con el fiscal y menos han hechos sus descargos.

Desde ayer, Vergara inició sus vacaciones y el 2 de febrero pasará al retiro definitivo, mientras que su colega continúa con licencia médica.

Recién se animó a hablar y aclarar lo ocurrido.

"Salimos el 30 de diciembre de Punta Arenas, con el afán de probar un auto que había comprado. Ese día al llegar a Río Gallegos recorrimos el comercio, pero no tomé fotografías. Al día siguiente, cuando ya regresábamos tomé una fotografía a la salida de Río Gallegos y junto a un letrero caminero que hace referencia a la zona de Santa Cruz", señala.

Era una fotografía en la que captó a Alejandro Gajardo y otras dos personas que los acompañaban (una mujer y un menor de edad). Nunca imaginó que al momento de captar la fotografía de sus amigos junto al letrero, a 70 metros de distancia aparecería un centinela militar, advirtiéndole que no podía tomar imágenes en un área de población militar.

Se excusó y luego subieron al vehículo rumbo a la frontera. Al llegar a la avanzada argentina en Monte Aymond, el propio Vergara fue requerido por personal de Gendarmería argentina que lo indagó por las fotografías.

"Yo mismo había tomado las fotografías y el encuadre sólo permitía captar el letrero, porque mi cámara es muy pequeña. No hubo ninguna imagen que permitiera hacer presumir que hubo otra intención", recalca.

Ante las consultas de los gendarmes argentinos, Vergara rebobinó el rollo fotográfico y se lo entregó a las autoridades argentinas. Firmó unos documentos y luego de tres horas de permanencia en la frontera siguió el viaje a Punta Arenas.

Hoy sólo está empeñado en continuar con su vida tranquila y evitar que surjan más conjeturas sobre su viaje a Río Gallegos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores