Agregado militar en España declaró por causa de DD.HH.

La jueza Carmen Garay interrogó a Rodolfo Ortega Prado por la muerte de Susana Obando Oñué, dirigente socialista que en julio de 1988 fue encontrada muerta en una playa de Punta Arenas.

22 de Marzo de 2004 | 11:13 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El actual agregado militar de Chile en España, Rodolfo Ortega Prado, declaró esta mañana ante la magistrada Carmen Garay, quien investiga las 57 causas de derechos humanos que hasta noviembre pasado dirigía el juez Daniel Calvo.

Ortega fue interrogado en calidad de testigo, por espacio de dos horas, en el marco del asesinato de Susana Obando Oñué, dirigente socialista de 23 años, quien fue encontrada muerta el 26 de julio de 1988 en una playa de Punta Arenas. El militar se retiró a las 12:25 horas sin hacer declaraciones.

Si bien en un principio se afirmó que la muerte de Susana Obando se trataba de un suicidio, investigaciones posteriores determinaron que la joven fue arrojada al mar por agentes de la CNI.

El coronel del Ejército reconoció que se desempeñó por cuatro años como jefe de la Central de Inteligencia Nacional, hasta 1989.

En una reciente entrevista con La Nación Domingo, el uniformado afirmó que "lo que dicen los funcionarios de la CNI es que yo era el jefe, pero le puedo asegurar, sin conocer la causa, que ellos no pueden decir que la CNI estuvo involucrada, porque no tuvo nada que ver".

Agregó que "la CNI en Punta Arenas era una mínima oficina encargada de asuntos administrativos, sin capacidad operativa para detener. En el período que yo estuve como jefe de la CNI en Punta Arenas, nunca se detuvo a nadie por parte de la CNI. Hacíamos trabajo netamente informativo, no era una unidad operativa".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores