Salud otorgará píldora abortiva a mujeres violadas

El subsecretario de la cartera, Antonio Infante, afirmó que no se les exigirá pruebas para acreditar el delito a las mujeres que acudan a los consultorios en busca de ayuda.

12 de Abril de 2004 | 13:17 | Orbe. El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El Ministerio de Salud confirmó hoy que en el más breve plazo suministrará la píldora de anticoncepción de emergencia (PAE), más conocida como píldora del día después, a las mujeres que hayan sido víctimas de violación.

El subsecretario de la cartera, Antonio Infante, informó que el fármaco que interrumpe el embarazo se otorgará a las mujeres que acudan a los consultorios y afirmen haber sido abusadas para evitar un embarazo no deseado.

Esto se hará sin necesidad de que acrediten ese delito, ya que exigir la denuncia de violación significaría retardar la atención de la paciente, según Infante.

Junto con recibir el medicamento, la mujer que ha sido abusada tendrá acceso a una serie de prestaciones anexas como tratamiento psicológico y exámenes para prevenir enfermedades de carácter sexual.

"La persona va a recibir ahí consejo para que siga adelante con el tema judicial, pero nuestro tema es un tema sanitario y tenemos que dar respuesta integral a ese problema", señaló.

"A nosotros no nos corresponde el tema jurídico, nos corresponde una atención oportuna a un usuario que ha tenido un problema que identifica bien. Cualquier persona sabe que ha sido víctima de un delito sexual y en ese sentido, el sistema de salud responde a esa garantía, responde con acogida, con calidez, con elementos técnicos que permitan que esa persona solucione ese problema", agregó la autoridad.

La venta de la píldora de emergencia estuvo marcada por una cruda batalla judicial. La disputa comenzó en febrero de 2001, cuando organizaciones conservadoras encabezadas por el abogado Jorge Reyes presentaron un recurso de protección contra el Instituto de Salud Pública para frenar la venta del levonorgestrel.

Ocho días después, el ISP autorizó al laboratorio Silesia a vender el producto Postinal. En agosto del mismo año, tras varias disputas, la Corte Suprema prohibió la venta del Postinal.

Pero a esa altura, el ISP ya había autorizado a Grünenthal para vender su versión del producto, el Postinor 2, lo que hizo el 11 de septiembre. El 10 de octubre y tras el reclamo de las organizaciones conservadoras (autodenominadas "pro vida"), la Corte de Apelaciones aclaró que el fallo del máximo tribunal sólo prohíbe el postinal y no el Postinor 2, pese a que ambos contienen la misma sustancia y en la misma cantidad, el levonorgestrel de 0,75 mg. La justicia terminó dándoles la razón a las autoridades sanitarias.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores